/ jueves 31 de enero de 2019

Autodefensas en Juárez

La grave situación de seguridad por la que atraviesa la gente de las colonias marginales en la frontera norte de México, obliga a los colonos a resguardarse y buscar la protección mutua contra los malandros de la ciudad.

Levantar bardas, hacer círculos de autoprotección, rondines y guardias nocturnas. Entre otras prácticas de seguridad integral.

A esto nos ha reducido el gobierno en sus tres niveles.

Desde que Carpizo Mcgregor desmanteló el CISEN, el gobierno federal y por consecuencia los gobiernos estatales y municipales, han perdido la brújula.

En aquellos tiempos, todo estaba bajo control.

Había orden, y un poco más de tranquilidad de la que hoy podemos desear. Hoy no saben hacer ese trabajo, o no quieren hacerlo.

En estos tiempos sórdidos por los que tenemos que andar, las fuerzas fácticas son más poderosas que el gobierno. Eso es evidente.

Incontenibles, hacen de la ciudad su fuente de riqueza y en su horadación, destruyen y someten a la gente desprotegida.

Tomando fuerzas del hastío, los colonos enfrentan por su cuenta el peligro sin la ayuda de la autoridad.

¿Cuánto faltará para que la horda tome la justicia por mano propia?

¿Usted los juzgaría?

La Resistencia, ha entrado en contacto con el doctor Mireles, para que pudiese venir a la frontera a dar una charla sobre las condiciones que soporta una sociedad antes de formar los cuadros de autodefensa.

¿Cuánto puede resistir una sociedad sumergida en el terror y la violencia?

Es cosa de esperar y abrir los ojos.

La grave situación de seguridad por la que atraviesa la gente de las colonias marginales en la frontera norte de México, obliga a los colonos a resguardarse y buscar la protección mutua contra los malandros de la ciudad.

Levantar bardas, hacer círculos de autoprotección, rondines y guardias nocturnas. Entre otras prácticas de seguridad integral.

A esto nos ha reducido el gobierno en sus tres niveles.

Desde que Carpizo Mcgregor desmanteló el CISEN, el gobierno federal y por consecuencia los gobiernos estatales y municipales, han perdido la brújula.

En aquellos tiempos, todo estaba bajo control.

Había orden, y un poco más de tranquilidad de la que hoy podemos desear. Hoy no saben hacer ese trabajo, o no quieren hacerlo.

En estos tiempos sórdidos por los que tenemos que andar, las fuerzas fácticas son más poderosas que el gobierno. Eso es evidente.

Incontenibles, hacen de la ciudad su fuente de riqueza y en su horadación, destruyen y someten a la gente desprotegida.

Tomando fuerzas del hastío, los colonos enfrentan por su cuenta el peligro sin la ayuda de la autoridad.

¿Cuánto faltará para que la horda tome la justicia por mano propia?

¿Usted los juzgaría?

La Resistencia, ha entrado en contacto con el doctor Mireles, para que pudiese venir a la frontera a dar una charla sobre las condiciones que soporta una sociedad antes de formar los cuadros de autodefensa.

¿Cuánto puede resistir una sociedad sumergida en el terror y la violencia?

Es cosa de esperar y abrir los ojos.

jueves 20 de junio de 2019

Partículas del micropoder

miércoles 05 de junio de 2019

El primer oleaje sin AMLO

jueves 30 de mayo de 2019

Congreso a modo

martes 21 de mayo de 2019

Equilibrios Financieros

miércoles 15 de mayo de 2019

Cabildeos Fake

jueves 09 de mayo de 2019

Números que no cuadran

jueves 25 de abril de 2019

México Shake

jueves 18 de abril de 2019

¡Al diablo con la educación!

jueves 11 de abril de 2019

Estrategias para la guerra

jueves 04 de abril de 2019

Mecanismos de presión

Cargar Más