/ jueves 7 de noviembre de 2019

El Golpe Blando

Ya no es una teoría de conspiración.

Es una estrategia muy cantada por la extrema derecha de nuestro país.

Ya en otras ocasiones escribí sobre la avalancha de descalificaciones incongruentes de la extrema derecha contra el presidente López Obrador, quien apenas con cinco minutos en el poder ya era cuestionado por su "ineptitud" y su mal gobierno.

Ayer que platicaba con mi anacoreta de cabecera, coincidíamos en que así como va corriendo el tren, si no se amarran bien los furgones y se cuidan los rieles, capaz y los enemigos de la máquina MORENA, descarrilan la 4T.

Es cosa de observar como camina el animal, y apoyarse un poco en lecturas que definen con precisión los movimientos politico-sociales.

Como lo escrito por Gene Sharp, filósofo, político, profesor, politólogo y escritor estadounidense, conocido por su extensa obra en defensa de la no violencia como lucha contra el poder. Quien a través de sus investigaciones, hace una especie de manual para destripar desde los intestinos, a gobiernos totalitarios a través de lo que él llama, GOLPE BLANDO. En vez de 'golpe de estado'.

Recomendable leer: ‘De la dictadura a la democracia’, un libro de apenas 100 páginas escrito en 1983, analiza buena parte de las revoluciones democráticas de las últimas décadas, incluyendo la Primavera Árabe, la Revolución Naranja de Ucrania y, en cierta media, los movimientos 15-M y Occuppy Wall Street.

Sobre el tema del GOLPE BLANDO, tiene una visión muy precisa que hoy se aplica en México.

Y así, en el 'ping-pong' dominical, con mi querido cenobita del valle del Tangamanga, "agarra y que me dice":

"Este es un asunto serio. El «golpe suave» lo han aplicado en América latina en repetidas ocasiones; Brasil, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina... además de otros países, Serbia, Egipto, Siria etc. Los pasos son simples de observar, son evidentes. El manual es el mismo (Sharp) en México los pasos que se siguen son los mismos.

Los incrédulos lo satirizan, hacen mofa del asunto, los medios progresistas lo dudan, el rebaño ni se entera, pero el asunto es preocupante."

Gene Sharp se definió como filósofo, aunque la etiqueta de “agitador político” encaja mejor con su perfil.

Los libros de Sharp giran en torno a la acción no violenta como método para derrocar regímenes dictatoriales.

Sus 198 métodos de acción directa no violenta han sido ampliamente difundidos en movimientos de protesta de todo el mundo, desde Birmania hasta Cuba, pasando por la Puerta del Sol.

Entre las acciones recomendadas en la lista están las asambleas de protesta (48), la “huida” de trabajadores (67) o la “huelga de sexo” de mujeres, al estilo Lisístrata (57).

Los libros de Sharp giran en torno a la acción no violenta como método para derrocar regímenes dictatoriales.

Y han sido traducidos a 31 idiomas. Por cierto, están disponibles gratuitamente en Internet, por si les gustaría echarles un ojo.

En Palacio, ya tienen clara la amenaza.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que la transformación que encabeza, cuenta con el respaldo de una mayoría libre, consciente, justa y amante de la legalidad que no permitirá ningún golpe de Estado.

Sin embargo, los que estamos atentos al movimiento diario del ornitorrinco, estamos ciertos que la extrema derecha fragua “golpe de Estado suave” contra AMLO.

¿Como es esto?

Mediante la difusión de campañas y mensajes en los medios de comunicación y las redes sociales, la organización de grupos opositores y la promoción de movilizaciones de protesta; la provocación a la autoridad, la propagación de noticias falsas y rumores. De este modo, entre otras maniobras, se pretendería deslegitimar primero y derrocar después al gobierno de la 4T en una acción similar a lo que ha sucedido en la última década en otros países latinoamericanos, como Honduras, Argentina o Brasil.

Gene Sharp, sostuvo hasta su reciente muerte, que los golpes de Estado mediante la fuerza y las armas son obsoletos y que hoy se combate con “armas sicológicas, sociales, económicas y políticas”.

Si ustedes leen su ensayo 'De la dictadura a la democracia', expone una receta para quitar presidentes con la receta de los cinco pasos.

Se comienza con una fase de ablandamiento, en la que hay medios que intentan crear malestar y desesperanza social.

Sigue la deslegitimación y la difusión de comentarios adversos al gobierno, mofas y noticias falsas.

Después viene el calentamiento de las calles, con la promoción de constantes movilizaciones de protesta.

El siguiente ingrediente es la combinación de todas las formas de lucha: corren rumores, se crea una falsa carestía, se acusa al gobierno de incompetente y se inician causas judiciales injustas contra gobernantes.

La última etapa es la fractura institucional, en la que, según Sharp, las causas judiciales prosperan, los medios apoyan el golpe y los gobiernos caen.

En México, todo apunta a que se está preparando un 'golpe suave' en el tablero del poder.

Uno se pregunta.

-Si está en marcha un golpe como este, ¿en qué etapa está?

-Si se sigue el método de Sharp, está en la primera o la segunda.

Desde el primer día se ha buscado desestabilizar al gobierno de López Obrador.

Recordemos los mensajes del PAN el día de la toma de posesión en los que decía: “Se equivocaron al votar por López Obrador”.

Era el primer minuto y ya estaban golpeando a los riñones.

Frases como estas surgen desde el inicio de su mandato:

“No vamos a permitir que (López Obrador) siga con su autoritarismo, es usted un dictador”.

Los investigadores más severos aseguran que los "descarriladores", pudieran tener entre sus patrocinadores a la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) que -según el director del Canal 6 de julio, Carlos Mendoza- auspicia golpes suaves en América Latina.

Al parecer, la USAID, asiste a grupos extremistas y opositores en Venezuela y otros países de la región, así como a fundaciones y sociedades que argumentan defender la libertad.

Otros auspiciantes de estos grupos son las estadunidenses Red ATLAS, Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), y el Instituto CATO, que a su vez recibe fondos de las Industrias Koch, el segundo conglomerado industrial de Estados Unidos.

Todas tienen filiales en México o patrocinan organizaciones en el país.

Una de ellas es “Students for liberty”, que recluta estudiantes en universidades públicas y que, por medio de una de sus ramas, busca registrar un partido político ante el Instituto Nacional Electoral, explica Carlos Mendoza, en su investigación.

Su principal directivo es Alexander McCobin, que proviene del CATO, y una de sus aliadas más visibles es la conferencista guatemalteca Gloria Álvarez, coautora del libro El engaño populista, proyecto para el cual tuvo el apoyo de Enrique Krauze y Mario Vargas Llosa, también relacionado con el CATO.

En la investigación se señalan vínculos entre el CATO y la llamada “Operación Berlín”, con la que grupos empresariales financiaron una campaña sucia contra López Obrador en la contienda presidencial pasada, y en la que se ha señalado la participación de Krauze, quien obviamente lo ha negado.

También se mencionan campañas robotizadas en las redes sociales que se mezclaron con las críticas a López Obrador en momentos como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la muerte en un accidente aéreo de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo, o durante las semanas en las que hubo desabasto de gasolina en varias ciudades del país.

Un golpe contra un gobierno que no es radical.

El gobierno de López Obrador es descrito como de centro izquierda, no radical, cuya apuesta antineoliberal lo enfrenta contra la oligarquía nacional e internacional.

-¿Si no es un gobierno radical, por qué habría la intención de derrocarlo?- se le pregunta a Carlos Mendoza.

-Porque estamos hablando de una derecha y un capitalismo que no toleran ninguna intervención frente al mercado.

No toleran que nadie se salga del modelo, ni siquiera lo poco o no tan poco que lo está haciendo López Obrador. Responde Mendoza.

“La estrategia del golpe suave ha dado resultados”, se explica en un amplio documental que él está produciendo. Y asegura:

"Por ejemplo, en 2009, Manuel Zelaya fue destituido de la presidencia de Honduras con el apoyo de Washington; en 2015 la oposición argentina intentó que el asesinato de un fiscal le fuera imputado a la entonces presidenta Cristina Fernández; en 2016 la (entonces) presidenta de Brasil, Dilma Rousseff fue destituida por presuntamente haber violado una ley presupuestaria, y ese mismo año el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue encarcelado acusado de corrupción sin pruebas”.

Hay mucho por analizar todavía, pero este texto se va alargando.

Lo que yo pienso es que en este esgrima, el presidente tiene varios chalecos de protección.

Uno es, la perrada que lo apoya hasta la muerte.

Y otro, la fuerza en el congreso.

Por eso es imperativo ganar las elecciones intermedias, para afianzar su arquetipo de la transformación de México, y diluir a su mínima expresión a los enjambres neoliberales que se resisten a perder sus canonjías.

Necesitará un súper equipo de intelectuales orgánicos que defiendan la causa en todos los medios.

Pero esa, como diría la Nana Goya... Es otra historia.

Que luego la traeré a estos ESCENARIOS.

Ya no es una teoría de conspiración.

Es una estrategia muy cantada por la extrema derecha de nuestro país.

Ya en otras ocasiones escribí sobre la avalancha de descalificaciones incongruentes de la extrema derecha contra el presidente López Obrador, quien apenas con cinco minutos en el poder ya era cuestionado por su "ineptitud" y su mal gobierno.

Ayer que platicaba con mi anacoreta de cabecera, coincidíamos en que así como va corriendo el tren, si no se amarran bien los furgones y se cuidan los rieles, capaz y los enemigos de la máquina MORENA, descarrilan la 4T.

Es cosa de observar como camina el animal, y apoyarse un poco en lecturas que definen con precisión los movimientos politico-sociales.

Como lo escrito por Gene Sharp, filósofo, político, profesor, politólogo y escritor estadounidense, conocido por su extensa obra en defensa de la no violencia como lucha contra el poder. Quien a través de sus investigaciones, hace una especie de manual para destripar desde los intestinos, a gobiernos totalitarios a través de lo que él llama, GOLPE BLANDO. En vez de 'golpe de estado'.

Recomendable leer: ‘De la dictadura a la democracia’, un libro de apenas 100 páginas escrito en 1983, analiza buena parte de las revoluciones democráticas de las últimas décadas, incluyendo la Primavera Árabe, la Revolución Naranja de Ucrania y, en cierta media, los movimientos 15-M y Occuppy Wall Street.

Sobre el tema del GOLPE BLANDO, tiene una visión muy precisa que hoy se aplica en México.

Y así, en el 'ping-pong' dominical, con mi querido cenobita del valle del Tangamanga, "agarra y que me dice":

"Este es un asunto serio. El «golpe suave» lo han aplicado en América latina en repetidas ocasiones; Brasil, Ecuador, Venezuela, Bolivia, Argentina... además de otros países, Serbia, Egipto, Siria etc. Los pasos son simples de observar, son evidentes. El manual es el mismo (Sharp) en México los pasos que se siguen son los mismos.

Los incrédulos lo satirizan, hacen mofa del asunto, los medios progresistas lo dudan, el rebaño ni se entera, pero el asunto es preocupante."

Gene Sharp se definió como filósofo, aunque la etiqueta de “agitador político” encaja mejor con su perfil.

Los libros de Sharp giran en torno a la acción no violenta como método para derrocar regímenes dictatoriales.

Sus 198 métodos de acción directa no violenta han sido ampliamente difundidos en movimientos de protesta de todo el mundo, desde Birmania hasta Cuba, pasando por la Puerta del Sol.

Entre las acciones recomendadas en la lista están las asambleas de protesta (48), la “huida” de trabajadores (67) o la “huelga de sexo” de mujeres, al estilo Lisístrata (57).

Los libros de Sharp giran en torno a la acción no violenta como método para derrocar regímenes dictatoriales.

Y han sido traducidos a 31 idiomas. Por cierto, están disponibles gratuitamente en Internet, por si les gustaría echarles un ojo.

En Palacio, ya tienen clara la amenaza.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que la transformación que encabeza, cuenta con el respaldo de una mayoría libre, consciente, justa y amante de la legalidad que no permitirá ningún golpe de Estado.

Sin embargo, los que estamos atentos al movimiento diario del ornitorrinco, estamos ciertos que la extrema derecha fragua “golpe de Estado suave” contra AMLO.

¿Como es esto?

Mediante la difusión de campañas y mensajes en los medios de comunicación y las redes sociales, la organización de grupos opositores y la promoción de movilizaciones de protesta; la provocación a la autoridad, la propagación de noticias falsas y rumores. De este modo, entre otras maniobras, se pretendería deslegitimar primero y derrocar después al gobierno de la 4T en una acción similar a lo que ha sucedido en la última década en otros países latinoamericanos, como Honduras, Argentina o Brasil.

Gene Sharp, sostuvo hasta su reciente muerte, que los golpes de Estado mediante la fuerza y las armas son obsoletos y que hoy se combate con “armas sicológicas, sociales, económicas y políticas”.

Si ustedes leen su ensayo 'De la dictadura a la democracia', expone una receta para quitar presidentes con la receta de los cinco pasos.

Se comienza con una fase de ablandamiento, en la que hay medios que intentan crear malestar y desesperanza social.

Sigue la deslegitimación y la difusión de comentarios adversos al gobierno, mofas y noticias falsas.

Después viene el calentamiento de las calles, con la promoción de constantes movilizaciones de protesta.

El siguiente ingrediente es la combinación de todas las formas de lucha: corren rumores, se crea una falsa carestía, se acusa al gobierno de incompetente y se inician causas judiciales injustas contra gobernantes.

La última etapa es la fractura institucional, en la que, según Sharp, las causas judiciales prosperan, los medios apoyan el golpe y los gobiernos caen.

En México, todo apunta a que se está preparando un 'golpe suave' en el tablero del poder.

Uno se pregunta.

-Si está en marcha un golpe como este, ¿en qué etapa está?

-Si se sigue el método de Sharp, está en la primera o la segunda.

Desde el primer día se ha buscado desestabilizar al gobierno de López Obrador.

Recordemos los mensajes del PAN el día de la toma de posesión en los que decía: “Se equivocaron al votar por López Obrador”.

Era el primer minuto y ya estaban golpeando a los riñones.

Frases como estas surgen desde el inicio de su mandato:

“No vamos a permitir que (López Obrador) siga con su autoritarismo, es usted un dictador”.

Los investigadores más severos aseguran que los "descarriladores", pudieran tener entre sus patrocinadores a la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) que -según el director del Canal 6 de julio, Carlos Mendoza- auspicia golpes suaves en América Latina.

Al parecer, la USAID, asiste a grupos extremistas y opositores en Venezuela y otros países de la región, así como a fundaciones y sociedades que argumentan defender la libertad.

Otros auspiciantes de estos grupos son las estadunidenses Red ATLAS, Fundación Nacional para la Democracia (NED, por sus siglas en inglés), y el Instituto CATO, que a su vez recibe fondos de las Industrias Koch, el segundo conglomerado industrial de Estados Unidos.

Todas tienen filiales en México o patrocinan organizaciones en el país.

Una de ellas es “Students for liberty”, que recluta estudiantes en universidades públicas y que, por medio de una de sus ramas, busca registrar un partido político ante el Instituto Nacional Electoral, explica Carlos Mendoza, en su investigación.

Su principal directivo es Alexander McCobin, que proviene del CATO, y una de sus aliadas más visibles es la conferencista guatemalteca Gloria Álvarez, coautora del libro El engaño populista, proyecto para el cual tuvo el apoyo de Enrique Krauze y Mario Vargas Llosa, también relacionado con el CATO.

En la investigación se señalan vínculos entre el CATO y la llamada “Operación Berlín”, con la que grupos empresariales financiaron una campaña sucia contra López Obrador en la contienda presidencial pasada, y en la que se ha señalado la participación de Krauze, quien obviamente lo ha negado.

También se mencionan campañas robotizadas en las redes sociales que se mezclaron con las críticas a López Obrador en momentos como la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la muerte en un accidente aéreo de la gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo, o durante las semanas en las que hubo desabasto de gasolina en varias ciudades del país.

Un golpe contra un gobierno que no es radical.

El gobierno de López Obrador es descrito como de centro izquierda, no radical, cuya apuesta antineoliberal lo enfrenta contra la oligarquía nacional e internacional.

-¿Si no es un gobierno radical, por qué habría la intención de derrocarlo?- se le pregunta a Carlos Mendoza.

-Porque estamos hablando de una derecha y un capitalismo que no toleran ninguna intervención frente al mercado.

No toleran que nadie se salga del modelo, ni siquiera lo poco o no tan poco que lo está haciendo López Obrador. Responde Mendoza.

“La estrategia del golpe suave ha dado resultados”, se explica en un amplio documental que él está produciendo. Y asegura:

"Por ejemplo, en 2009, Manuel Zelaya fue destituido de la presidencia de Honduras con el apoyo de Washington; en 2015 la oposición argentina intentó que el asesinato de un fiscal le fuera imputado a la entonces presidenta Cristina Fernández; en 2016 la (entonces) presidenta de Brasil, Dilma Rousseff fue destituida por presuntamente haber violado una ley presupuestaria, y ese mismo año el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva fue encarcelado acusado de corrupción sin pruebas”.

Hay mucho por analizar todavía, pero este texto se va alargando.

Lo que yo pienso es que en este esgrima, el presidente tiene varios chalecos de protección.

Uno es, la perrada que lo apoya hasta la muerte.

Y otro, la fuerza en el congreso.

Por eso es imperativo ganar las elecciones intermedias, para afianzar su arquetipo de la transformación de México, y diluir a su mínima expresión a los enjambres neoliberales que se resisten a perder sus canonjías.

Necesitará un súper equipo de intelectuales orgánicos que defiendan la causa en todos los medios.

Pero esa, como diría la Nana Goya... Es otra historia.

Que luego la traeré a estos ESCENARIOS.

jueves 14 de noviembre de 2019

In Ventrem

lunes 11 de noviembre de 2019

El Acoso Permanente

jueves 07 de noviembre de 2019

El Golpe Blando

martes 05 de noviembre de 2019

El Golpe Blando

martes 29 de octubre de 2019

Brújulas Rotas

jueves 24 de octubre de 2019

Retirada Estratégica

martes 15 de octubre de 2019

Fortalecer los municipios

lunes 23 de septiembre de 2019

Los Cordeliers de petatiux

martes 17 de septiembre de 2019

Los reduccionistas

Cargar Más