/ sábado 29 de septiembre de 2018

Esa secta mató a 900

Esa secta mató a 900

-Jonestown y el Paraíso en la Tierra

Sus seguidores no lo cuestionaban, ni a él, ni a sus ideas, -una mezcla de socialismo con cristianismo protestante-,  lo que a la postre derivó en un suicidio colectivo donde perecen 900 personas, y del que se han escrito decenas de libros y subido videos en You Tube.

James "Jim" Warren Jones, líder del culto religioso llamado "El Templo de la Gente", fue el tristemente célebre protagonista en hechos sucedidos el 18 de noviembre de 1978 en Jonestown; fecha ya próxima en el calendario.

Nacido en Crete, Indiana, en Estados Unidos, Jim fue desarrollando su propia visión del cristianismo en la iglesia pentescostal, misma que mezcló con ideas socialistas, a tal grado que el FBI le seguía los pasos.

De manera "inocente", fue acrecentando el número de seguidores, usando un discurso acerca del igualitarismo y la segregación, que se escuchaba "bonito", hasta el punto en que decide llevar sus ideas a la práctica y funda el Peoples Temple.

Interpretando a su antojo textos bíblicos y mezclándolas con ideas de Marx, Jim ya no buscaba simples creyentes, prácticamente estaba a la casa de personas a quienes pudiera "lavar el cerebro" y convertirlos en una espece de zombies para su causa.

Con ello, el Peoples Temple, se erguía prácticamente como una secta y los hechos sucedidos en noviembre del 78, simplemente venían a confirmarlo.

No hay que olvidar, que para pertenecer a dicha secta, Jim pedía que cada nuevo "creyente", aportara el 25 por ciento de sus ingresos para hacer crecer su proyecto.

Con su "élite" de mando y planeación central, Jim expande su poder y logra recolectar más de 30 mil dólares mensuales y deciden que es tiempo de fundar su propia comunidad.

Así, en 1973 viaja a Georgetown Guyana para fundar allá su "Misión Agrícola", donde la gente viviría algo así  como el paraíso terrenal.

Se le llamaría "Jonestown", en honor a su creador.

Jim, le vendía la idea a sus patrocinadores de que su proyecto era el estilo de  vida ideal y hasta filmaba videos con fruta comprada en supermercados para decirles que había sido cosechada en su terreno.

La manera en que Jim reunió a sus seguidores y les dió a beber ponche de frutas con cianuro, puede ser vista en videos en You Tube o en alguno de los libros publicados sobre Jonestown.

Lo que se ha analizado hasta el cansancio, es la manera en que las personas se ciegan a una realidad y le otorgan poderes casi sobrenaturales a una persona considerada "carismática". Esta última palabra analizada desde el punto de vista de Max Weber en su tratado sobre Economía y Sociedad.

Se va a cumplir un año más de esta terrible masacre autoinfligida, pero al parecer la lección que dejó a todo el mundo y sobre todo a Estados Unidos, no ha sido bien aprendida.

Las masacres en EU que suceden a cada rato, parecen ser síntoma de lo sucedido en Jonestown en 1978, aunque en menor escala.

Es pues, muy triste que se gaste así la libertad humana, y peor aún que no dimensionemos el valor de la mis

Esa secta mató a 900

-Jonestown y el Paraíso en la Tierra

Sus seguidores no lo cuestionaban, ni a él, ni a sus ideas, -una mezcla de socialismo con cristianismo protestante-,  lo que a la postre derivó en un suicidio colectivo donde perecen 900 personas, y del que se han escrito decenas de libros y subido videos en You Tube.

James "Jim" Warren Jones, líder del culto religioso llamado "El Templo de la Gente", fue el tristemente célebre protagonista en hechos sucedidos el 18 de noviembre de 1978 en Jonestown; fecha ya próxima en el calendario.

Nacido en Crete, Indiana, en Estados Unidos, Jim fue desarrollando su propia visión del cristianismo en la iglesia pentescostal, misma que mezcló con ideas socialistas, a tal grado que el FBI le seguía los pasos.

De manera "inocente", fue acrecentando el número de seguidores, usando un discurso acerca del igualitarismo y la segregación, que se escuchaba "bonito", hasta el punto en que decide llevar sus ideas a la práctica y funda el Peoples Temple.

Interpretando a su antojo textos bíblicos y mezclándolas con ideas de Marx, Jim ya no buscaba simples creyentes, prácticamente estaba a la casa de personas a quienes pudiera "lavar el cerebro" y convertirlos en una espece de zombies para su causa.

Con ello, el Peoples Temple, se erguía prácticamente como una secta y los hechos sucedidos en noviembre del 78, simplemente venían a confirmarlo.

No hay que olvidar, que para pertenecer a dicha secta, Jim pedía que cada nuevo "creyente", aportara el 25 por ciento de sus ingresos para hacer crecer su proyecto.

Con su "élite" de mando y planeación central, Jim expande su poder y logra recolectar más de 30 mil dólares mensuales y deciden que es tiempo de fundar su propia comunidad.

Así, en 1973 viaja a Georgetown Guyana para fundar allá su "Misión Agrícola", donde la gente viviría algo así  como el paraíso terrenal.

Se le llamaría "Jonestown", en honor a su creador.

Jim, le vendía la idea a sus patrocinadores de que su proyecto era el estilo de  vida ideal y hasta filmaba videos con fruta comprada en supermercados para decirles que había sido cosechada en su terreno.

La manera en que Jim reunió a sus seguidores y les dió a beber ponche de frutas con cianuro, puede ser vista en videos en You Tube o en alguno de los libros publicados sobre Jonestown.

Lo que se ha analizado hasta el cansancio, es la manera en que las personas se ciegan a una realidad y le otorgan poderes casi sobrenaturales a una persona considerada "carismática". Esta última palabra analizada desde el punto de vista de Max Weber en su tratado sobre Economía y Sociedad.

Se va a cumplir un año más de esta terrible masacre autoinfligida, pero al parecer la lección que dejó a todo el mundo y sobre todo a Estados Unidos, no ha sido bien aprendida.

Las masacres en EU que suceden a cada rato, parecen ser síntoma de lo sucedido en Jonestown en 1978, aunque en menor escala.

Es pues, muy triste que se gaste así la libertad humana, y peor aún que no dimensionemos el valor de la mis