/ viernes 2 de agosto de 2019

#LeyGarrote

Se reforma el código penal en Tabasco.

Endurecen las penas contra quienes impidan la ejecución de obras públicas, o realicen bloqueos.

Una ley muy controversial. De entrada, parece una instrucción represora. Dictatorial.

Para unos, el laboratorio de lo que puede ser en breve, nuestra circunstancia nacional.

Y darle la oportunidad a los fifís, de decir... "¡Se los estuvimos diciendo!Desde el inicio de le veía la zanca al pollo".

Pero para una gran parte de la población tabasqueña, significa una liberación.

Andrés Manuel López Obrador, dijo sobre la llamada ‘Ley Garrote’, aprobada en Tabasco, que era necesaria para poner orden pues existía corrupción y extorsión.

Este lunes 29, el congreso de Tabasco, con 21 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, aprobó la reforma al Código Penal del Estado para endurecer las penas contra quienes impidan la ejecución de obras públicas, o realicen bloqueos de calles, así lo dicta la llamada “Ley Garrote”.

Al principio, se tenía dispuesto que hubiese una penalidad hasta de 20 años.

Pero ante la presión de la sociedad civil, organismos no gubernamentales y partidos políticos, el gobierno del estado de Tabasco modificó la propuesta de castigar sólo con 13 años de prisión a quienes protesten en vías públicas o impidan la ejecución de obras públicas en la entidad; la nueva modificación indica que el aumento de pena de 10 a 20 años se aplicará sólo en casos de extorsión en el bloqueo de vías.

Está prevista así, también como protección, porque existe el temor que gente pagada por los grupos contrarios al gobierno de López Obrador, pudiesen bloquear la construcción de la refinería de Dos Bocas, uno de los principales proyectos del gobierno federal.

La primera en respaldar esta #LeyGarrote, fue la presidente de Morena, Yeidckol Polevnsky, quién la apoyó expresamente en rueda de prensa.

Al parecer, la nueva reforma obedece más a la intención de defender a la población de extorsionadores, atracadores de caminos vecinales, quienes han creado una red de malandros que se dedican a cobrar como derecho de piso a los vecinos que habitan en las cercanías de los pozos petroleros.

Bloquean los caminos y piden una 'cooperación' de 50 a 200 pesos por vehículo, dependiendo el tamaño, para dejarlos pasar rumbo a otra comunidad o rumbo a algún pozo petrolero.

Testimonios como este, le dieron sustento a la llamada #LeyGarrote:

"Si no pagas no te dejan pasar. Y el negocio fue subiendo de nivel. Esas mismas comunidades crean sus sindicatos, si van a ver un trabajo en algún pozo, exigen a PEMEX o a la compañía, que les den 5, 10 o más puestos fijos en esa obra a cambio de dejarles pasar a hacer el trabajo. Cada comunidad empezó a poner su retén, había casos que para llegar a un punto, tenías que pagar 10 o 12 veces la cuota, y sólo de ida, faltaba el regreso."

El presidente garantiza que: "... El derecho a la protesta no se está restringiendo. Sino que es una medida que pondrá alto a este tipo de abusos.

Pero como diría mi abuelita: "no hagas cosas malas que parezcan buenas; ni buenas que parezcan malas".

El periódico El Financiero en su edición del 27 de julio, publicó:

“Las reformas se usarán no sólo para los miembros de los sindicatos que bloquean obras y accesos para que les asignen los trabajos o reciban alguna prevenda, sino que por lo elevado de las penas, también serán pretexto para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de inconformidad en contra del Gobierno federal, estatal o municipal, aunque sean pacíficas”.

Pero hay otras voces más fuertes, como la de Animal Político: "... Si alguien quiere manifestarse y protestar contra el mal gobierno ya no podrá bloquear pozos petroleros, tomar oficinas de gobierno o instalaciones públicas, cerrar carreteras, calles y avenidas, acampar en plazas, obstaculizar entradas de edificios públicos.

En la 4T se prohíbe la herramienta que los hizo gobierno." (Animal Político, 29 de julio de 2019)

MI OPINIÓN

Si no se le hacen las precisiones con suma exactitud a esta reforma tabasqueña, será una #LeyGarrote, por el lado que la veas.

Un atentado a la libertad de expresión y derecho a manifestarse.

Así no Andrejmanuel, ¡Así no!

Se reforma el código penal en Tabasco.

Endurecen las penas contra quienes impidan la ejecución de obras públicas, o realicen bloqueos.

Una ley muy controversial. De entrada, parece una instrucción represora. Dictatorial.

Para unos, el laboratorio de lo que puede ser en breve, nuestra circunstancia nacional.

Y darle la oportunidad a los fifís, de decir... "¡Se los estuvimos diciendo!Desde el inicio de le veía la zanca al pollo".

Pero para una gran parte de la población tabasqueña, significa una liberación.

Andrés Manuel López Obrador, dijo sobre la llamada ‘Ley Garrote’, aprobada en Tabasco, que era necesaria para poner orden pues existía corrupción y extorsión.

Este lunes 29, el congreso de Tabasco, con 21 votos a favor, 2 en contra y 3 abstenciones, aprobó la reforma al Código Penal del Estado para endurecer las penas contra quienes impidan la ejecución de obras públicas, o realicen bloqueos de calles, así lo dicta la llamada “Ley Garrote”.

Al principio, se tenía dispuesto que hubiese una penalidad hasta de 20 años.

Pero ante la presión de la sociedad civil, organismos no gubernamentales y partidos políticos, el gobierno del estado de Tabasco modificó la propuesta de castigar sólo con 13 años de prisión a quienes protesten en vías públicas o impidan la ejecución de obras públicas en la entidad; la nueva modificación indica que el aumento de pena de 10 a 20 años se aplicará sólo en casos de extorsión en el bloqueo de vías.

Está prevista así, también como protección, porque existe el temor que gente pagada por los grupos contrarios al gobierno de López Obrador, pudiesen bloquear la construcción de la refinería de Dos Bocas, uno de los principales proyectos del gobierno federal.

La primera en respaldar esta #LeyGarrote, fue la presidente de Morena, Yeidckol Polevnsky, quién la apoyó expresamente en rueda de prensa.

Al parecer, la nueva reforma obedece más a la intención de defender a la población de extorsionadores, atracadores de caminos vecinales, quienes han creado una red de malandros que se dedican a cobrar como derecho de piso a los vecinos que habitan en las cercanías de los pozos petroleros.

Bloquean los caminos y piden una 'cooperación' de 50 a 200 pesos por vehículo, dependiendo el tamaño, para dejarlos pasar rumbo a otra comunidad o rumbo a algún pozo petrolero.

Testimonios como este, le dieron sustento a la llamada #LeyGarrote:

"Si no pagas no te dejan pasar. Y el negocio fue subiendo de nivel. Esas mismas comunidades crean sus sindicatos, si van a ver un trabajo en algún pozo, exigen a PEMEX o a la compañía, que les den 5, 10 o más puestos fijos en esa obra a cambio de dejarles pasar a hacer el trabajo. Cada comunidad empezó a poner su retén, había casos que para llegar a un punto, tenías que pagar 10 o 12 veces la cuota, y sólo de ida, faltaba el regreso."

El presidente garantiza que: "... El derecho a la protesta no se está restringiendo. Sino que es una medida que pondrá alto a este tipo de abusos.

Pero como diría mi abuelita: "no hagas cosas malas que parezcan buenas; ni buenas que parezcan malas".

El periódico El Financiero en su edición del 27 de julio, publicó:

“Las reformas se usarán no sólo para los miembros de los sindicatos que bloquean obras y accesos para que les asignen los trabajos o reciban alguna prevenda, sino que por lo elevado de las penas, también serán pretexto para inhibir el derecho de los ciudadanos de ejercer cualquier tipo de inconformidad en contra del Gobierno federal, estatal o municipal, aunque sean pacíficas”.

Pero hay otras voces más fuertes, como la de Animal Político: "... Si alguien quiere manifestarse y protestar contra el mal gobierno ya no podrá bloquear pozos petroleros, tomar oficinas de gobierno o instalaciones públicas, cerrar carreteras, calles y avenidas, acampar en plazas, obstaculizar entradas de edificios públicos.

En la 4T se prohíbe la herramienta que los hizo gobierno." (Animal Político, 29 de julio de 2019)

MI OPINIÓN

Si no se le hacen las precisiones con suma exactitud a esta reforma tabasqueña, será una #LeyGarrote, por el lado que la veas.

Un atentado a la libertad de expresión y derecho a manifestarse.

Así no Andrejmanuel, ¡Así no!

martes 15 de octubre de 2019

Fortalecer los municipios

lunes 23 de septiembre de 2019

Los Cordeliers de petatiux

martes 17 de septiembre de 2019

Los reduccionistas

martes 10 de septiembre de 2019

Informe Parral

martes 03 de septiembre de 2019

Primer Informe de Gobierno

miércoles 28 de agosto de 2019

Trote Lento

miércoles 21 de agosto de 2019

Festival de la Democracia

martes 13 de agosto de 2019

Sus Últimos Pertrechos

martes 06 de agosto de 2019

XENOFOBIA, crimen de odio en la frontera

Cargar Más