/ sábado 1 de diciembre de 2018

Llega la transformación

Inicia la cuarta transformación en nuestro país, la cual es aplaudida por grandes masas, pero también hay oposiciones que ponen en duda de que sean posibles las propuestas de campaña. Actualmente, Andrés Manuel López Obrador, esta de luna de miel con el pueblo mexicano, el 60 por ciento lo aprueba según encuestas nacionales. Esperamos que con los meses y el trabajo duro se mantenga en este nivel o bien se incremente su aceptación.

Por lo pronto la iniciativa privada tiene incertidumbre, la disminución del IVA, es primordial para indicar el desarrollo de la economía. Especialistas comentan que incrementará la omisión fiscal. Ya que empresas pueden facturar en zonas de la frontera norte, servicios que no realizan en dicha región, con el fin de abusar de la tasa de este impuesto.

En otro planteamiento, hace unos días, fue criticada la convocatoria para crear una constitución moral, la cual busca rescatar los valores como la honradez, la laboriosidad y el respeto por la naturaleza. Es extraño este proyecto, cuando existe el marco jurídico y en él están incluidos estos principios. Es importante vigilar, el cumplimiento correcto de la ley, en vez de crear varios reglamentos.

Además, son reprobadas las consultas populares, como el caso del aeropuerto internacional y la construcción del tren maya. Esta última obra, inicia el 17 de diciembre su construcción, a pesar de los resultados de dicha encuesta. Lo cual, sin lugar a dudas es una tomada de pelo para los mexicanos.

Y quien puede olvidar, la más grande de sus propuestas, la amnistía, “Olvido no, perdón si". Sin embargo, esto contradice a otra de sus promesas, acabar con la corrupción, el cual es uno de los mayores males en la sociedad. Este problema nos cuesta anualmente, 500 mil millones de pesos.

Esperamos que esta transformación, sea para bien de México. Más allá de los partidos y de los actos populistas, el pueblo desea un crecimiento económico que se refleje en el bolsillo de los ciudadanos de a pie, no solamente de los inversionistas. Independientemente de reformas, deseamos que nuestros hijos tengan una educación de calidad y que cuenten con maestros comprometidos, no solamente aquellos que se la pasan en huelga. Además, de seguridad y que podamos disfrutar de salir por la ciudad sin tener que estar con el pendiente de que nos pueden asaltar. Esperamos que este cambio, sea un cambio para bien y no de retroceso.

Inicia la cuarta transformación en nuestro país, la cual es aplaudida por grandes masas, pero también hay oposiciones que ponen en duda de que sean posibles las propuestas de campaña. Actualmente, Andrés Manuel López Obrador, esta de luna de miel con el pueblo mexicano, el 60 por ciento lo aprueba según encuestas nacionales. Esperamos que con los meses y el trabajo duro se mantenga en este nivel o bien se incremente su aceptación.

Por lo pronto la iniciativa privada tiene incertidumbre, la disminución del IVA, es primordial para indicar el desarrollo de la economía. Especialistas comentan que incrementará la omisión fiscal. Ya que empresas pueden facturar en zonas de la frontera norte, servicios que no realizan en dicha región, con el fin de abusar de la tasa de este impuesto.

En otro planteamiento, hace unos días, fue criticada la convocatoria para crear una constitución moral, la cual busca rescatar los valores como la honradez, la laboriosidad y el respeto por la naturaleza. Es extraño este proyecto, cuando existe el marco jurídico y en él están incluidos estos principios. Es importante vigilar, el cumplimiento correcto de la ley, en vez de crear varios reglamentos.

Además, son reprobadas las consultas populares, como el caso del aeropuerto internacional y la construcción del tren maya. Esta última obra, inicia el 17 de diciembre su construcción, a pesar de los resultados de dicha encuesta. Lo cual, sin lugar a dudas es una tomada de pelo para los mexicanos.

Y quien puede olvidar, la más grande de sus propuestas, la amnistía, “Olvido no, perdón si". Sin embargo, esto contradice a otra de sus promesas, acabar con la corrupción, el cual es uno de los mayores males en la sociedad. Este problema nos cuesta anualmente, 500 mil millones de pesos.

Esperamos que esta transformación, sea para bien de México. Más allá de los partidos y de los actos populistas, el pueblo desea un crecimiento económico que se refleje en el bolsillo de los ciudadanos de a pie, no solamente de los inversionistas. Independientemente de reformas, deseamos que nuestros hijos tengan una educación de calidad y que cuenten con maestros comprometidos, no solamente aquellos que se la pasan en huelga. Además, de seguridad y que podamos disfrutar de salir por la ciudad sin tener que estar con el pendiente de que nos pueden asaltar. Esperamos que este cambio, sea un cambio para bien y no de retroceso.

viernes 15 de marzo de 2019

Se cae la figura de investigación

sábado 09 de marzo de 2019

El gran compromiso de ser mujer

sábado 02 de marzo de 2019

Hay gran deuda en Chihuahua

sábado 23 de febrero de 2019

Migrantes un caso inconcluso

sábado 16 de febrero de 2019

La educación un negocio en México

sábado 09 de febrero de 2019

Solución a medias

sábado 02 de febrero de 2019

En problemas por la lluvia

sábado 12 de enero de 2019

Y siguen con la idea del muro

sábado 05 de enero de 2019

Menos dinero para Chihuahua

Cargar Más