/ jueves 24 de enero de 2019

Para la construcción de imagen pública

Como asesor de imagen pública, aconsejo a mis clientes, que además de tener especial cuidado con su apariencia física, sean sinceros entre el decir y el actuar.

Porque la simulación termina por derruir la poca o mediana imagen que construyan de sí mismos.

Difícil lo puedan comprender los que sufren una trayectoria de mentiras y de engaños.

Darle una revolcada "a la gata", o vestir a la mona de seda, ya no rinde dividendos.

Analicemos:

La reconstrucción o renovación del PRI a través de nefastas figuras como la de Ulises Ruiz, o caciques partidistas como César Camacho, no convencen a propios, contimenos a extraños. La historia los condena.

En el partido Acción Nacional, el cisma es más profundo. La derrota de su candidato Ricardo Anaya pulverizó las posibilidades de regresar a la senda de los triunfos.

Por un lado, la reciente candidata a la presidencia de la república Margarita Zavala de Calderón, funda con su marido un nuevo partido al que sinceramente nadie quisiera pertenecer.

Y por si fuera poco, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, arropado por el grupo Galileo, intentará crear otro partido, al cual se integraría el scrap del panismo y de otros partidos que en un momento dado propusieron una increíble amalgama de ideologías encontradas, aquel famoso frente contra el candidato de MORENA. ¿Lo recuerdan?

Mientras estos jugadores sueñan con obtener el poder, y construyen sus"novedosas" propuestas con la broza que quedó en el baldío, luego de ser arrasados por el tsunami de MORENA, la figura de Andrés

Manuel López Obrador crece exponencialmente en el marco de lo que el propio presidente llama la Cuarta Transformación.

Una muestra de lo que digo es la aceptación que ha tenido Andrés Manuel en poco menos de dos meses al mando de la nación.

Nunca antes en la historia de México algún presidente había logrado un 80% de aprobación por parte del pueblo mexicano.

Decisiones como la de quitarles la pensión a los expresidentes; revisar a fondo los créditos de Infonavit para ayudar a la gente que tiene 30 años pagando y nunca termina de saldar su deuda; ir a fondo contra los huachicoleros, y rescatar PEMEX de la rapiña sufrida durante 40 años por los gobiernos del PRI y el PAN; quitar el cobro de peaje en las carreteras de paga, y otras muchas demandas que lastimaban a la gente, logran de inmediato el apoyo popular.

Sólo aquellos que son afectados en sus eternas ganancias son los que se inconforman y critican.

No se requiere mucha ciencia para crear buena imagen pública, ¿Verdad?

Lo costoso es cumplir con los ofrecimientos.

Como asesor de imagen pública, aconsejo a mis clientes, que además de tener especial cuidado con su apariencia física, sean sinceros entre el decir y el actuar.

Porque la simulación termina por derruir la poca o mediana imagen que construyan de sí mismos.

Difícil lo puedan comprender los que sufren una trayectoria de mentiras y de engaños.

Darle una revolcada "a la gata", o vestir a la mona de seda, ya no rinde dividendos.

Analicemos:

La reconstrucción o renovación del PRI a través de nefastas figuras como la de Ulises Ruiz, o caciques partidistas como César Camacho, no convencen a propios, contimenos a extraños. La historia los condena.

En el partido Acción Nacional, el cisma es más profundo. La derrota de su candidato Ricardo Anaya pulverizó las posibilidades de regresar a la senda de los triunfos.

Por un lado, la reciente candidata a la presidencia de la república Margarita Zavala de Calderón, funda con su marido un nuevo partido al que sinceramente nadie quisiera pertenecer.

Y por si fuera poco, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral Jurado, arropado por el grupo Galileo, intentará crear otro partido, al cual se integraría el scrap del panismo y de otros partidos que en un momento dado propusieron una increíble amalgama de ideologías encontradas, aquel famoso frente contra el candidato de MORENA. ¿Lo recuerdan?

Mientras estos jugadores sueñan con obtener el poder, y construyen sus"novedosas" propuestas con la broza que quedó en el baldío, luego de ser arrasados por el tsunami de MORENA, la figura de Andrés

Manuel López Obrador crece exponencialmente en el marco de lo que el propio presidente llama la Cuarta Transformación.

Una muestra de lo que digo es la aceptación que ha tenido Andrés Manuel en poco menos de dos meses al mando de la nación.

Nunca antes en la historia de México algún presidente había logrado un 80% de aprobación por parte del pueblo mexicano.

Decisiones como la de quitarles la pensión a los expresidentes; revisar a fondo los créditos de Infonavit para ayudar a la gente que tiene 30 años pagando y nunca termina de saldar su deuda; ir a fondo contra los huachicoleros, y rescatar PEMEX de la rapiña sufrida durante 40 años por los gobiernos del PRI y el PAN; quitar el cobro de peaje en las carreteras de paga, y otras muchas demandas que lastimaban a la gente, logran de inmediato el apoyo popular.

Sólo aquellos que son afectados en sus eternas ganancias son los que se inconforman y critican.

No se requiere mucha ciencia para crear buena imagen pública, ¿Verdad?

Lo costoso es cumplir con los ofrecimientos.

martes 21 de mayo de 2019

Equilibrios Financieros

miércoles 15 de mayo de 2019

Cabildeos Fake

jueves 09 de mayo de 2019

Números que no cuadran

jueves 25 de abril de 2019

México Shake

jueves 18 de abril de 2019

¡Al diablo con la educación!

jueves 11 de abril de 2019

Estrategias para la guerra

jueves 04 de abril de 2019

Mecanismos de presión

jueves 28 de marzo de 2019

Jantipa, estímulo Socrático

jueves 21 de marzo de 2019

Juárez Extremo

jueves 14 de marzo de 2019

100 días de gobierno moreno

Cargar Más