/ sábado 9 de febrero de 2019

Solución a medias

Uno de los temas que ha causado revuelo en estos días, es la disminución de los recursos destinados a estancias infantiles. Esta medida afecta a 300 mil niños del país y ahora Carlos Urzúa, Secretario de Hacienda minimiza esta situación y dice que los abuelitos pueden cuidar a sus nietos.

Las guarderías, tienen la función de apoyar a la sociedad civil, cuentan con personal capacitado que vigilan la seguridad de los infantes. En su mayoría, los empleados son gente joven que cuenta con condición física necesaria para brindar estos cuidados. Las personas de la tercera edad, deben de ser atendidos de forma especial ya que biológicamente son también unos niños. Los abuelitos, que en muchas ocasiones ya deben de ser atendidos y no brindar atenciones.

Esta ocurrencia, fue fuertemente criticada. Para querer parchar las reacciones, dicen que se les dará 1600 pesos mensuales a los abuelitos que cuiden a sus nietos. Según los especialistas los abuelos no deben asumir la responsabilidad que le toca al Estado para proveer seguridad social a las familias y una política social integral de cuidado para la primera infancia.

A dos meses de Gobierno, vemos como se hace un lado del deber. Más allá de estos señalamientos por estas declaraciones el trasfondo es grave. No existe un modelo de quien cuide de los infantes. El modelo social, ahora los padres y madres trabajan, las guarderías cubren la necesidad de cuidar su seguridad. Los niños, que en tantas ocasiones se dice que son el futuro, en el presente no se les brinda las condiciones adecuadas de bienestar.


Lamentable cuando vemos, que además incluso miles de mexicanos pueden quedar si empleos, al registrarse estos recortes. Y aunque el Gobierno dice, que está generando más trabajo, vemos a ciudadanos que tardan meses en conseguir un trabajo digno.

Yo solo sé que es un hecho triste, muy equivocado que la autoridad trata a los niños y adultos de igual forma. Sin saber qué hacer con ninguno de los dos. Escuchamos en discursos que habrá mejor educación, becas, apoyos a universitarios, sin embargo, todo esto queda atrás cuando no hay mínimo quien cuide la seguridad de los infantes. Creo que estas ayudas que tanto repiten, las está realizando al revés y son los primeros años del menor los que inicialmente deben de ser la primera atención. Desafortunadamente vivimos en un país en que se gobierna al revés y esto es una muestra.


Uno de los temas que ha causado revuelo en estos días, es la disminución de los recursos destinados a estancias infantiles. Esta medida afecta a 300 mil niños del país y ahora Carlos Urzúa, Secretario de Hacienda minimiza esta situación y dice que los abuelitos pueden cuidar a sus nietos.

Las guarderías, tienen la función de apoyar a la sociedad civil, cuentan con personal capacitado que vigilan la seguridad de los infantes. En su mayoría, los empleados son gente joven que cuenta con condición física necesaria para brindar estos cuidados. Las personas de la tercera edad, deben de ser atendidos de forma especial ya que biológicamente son también unos niños. Los abuelitos, que en muchas ocasiones ya deben de ser atendidos y no brindar atenciones.

Esta ocurrencia, fue fuertemente criticada. Para querer parchar las reacciones, dicen que se les dará 1600 pesos mensuales a los abuelitos que cuiden a sus nietos. Según los especialistas los abuelos no deben asumir la responsabilidad que le toca al Estado para proveer seguridad social a las familias y una política social integral de cuidado para la primera infancia.

A dos meses de Gobierno, vemos como se hace un lado del deber. Más allá de estos señalamientos por estas declaraciones el trasfondo es grave. No existe un modelo de quien cuide de los infantes. El modelo social, ahora los padres y madres trabajan, las guarderías cubren la necesidad de cuidar su seguridad. Los niños, que en tantas ocasiones se dice que son el futuro, en el presente no se les brinda las condiciones adecuadas de bienestar.


Lamentable cuando vemos, que además incluso miles de mexicanos pueden quedar si empleos, al registrarse estos recortes. Y aunque el Gobierno dice, que está generando más trabajo, vemos a ciudadanos que tardan meses en conseguir un trabajo digno.

Yo solo sé que es un hecho triste, muy equivocado que la autoridad trata a los niños y adultos de igual forma. Sin saber qué hacer con ninguno de los dos. Escuchamos en discursos que habrá mejor educación, becas, apoyos a universitarios, sin embargo, todo esto queda atrás cuando no hay mínimo quien cuide la seguridad de los infantes. Creo que estas ayudas que tanto repiten, las está realizando al revés y son los primeros años del menor los que inicialmente deben de ser la primera atención. Desafortunadamente vivimos en un país en que se gobierna al revés y esto es una muestra.


viernes 15 de marzo de 2019

Se cae la figura de investigación

sábado 09 de marzo de 2019

El gran compromiso de ser mujer

sábado 02 de marzo de 2019

Hay gran deuda en Chihuahua

sábado 23 de febrero de 2019

Migrantes un caso inconcluso

sábado 16 de febrero de 2019

La educación un negocio en México

sábado 09 de febrero de 2019

Solución a medias

sábado 02 de febrero de 2019

En problemas por la lluvia

sábado 12 de enero de 2019

Y siguen con la idea del muro

sábado 05 de enero de 2019

Menos dinero para Chihuahua

Cargar Más