/ martes 6 de agosto de 2019

XENOFOBIA, crimen de odio en la frontera


Este fin de semana comenzó con un radiante día, que luego se trastocó.

Desde temprana hora del sábado 3 de agosto de 2019, los juarenses comenzaron a cruzar rumbo a la ciudad vecina de El Paso.

Los sábados son días de ir a comprar el mandado en tiendas como Walmart, pues se ahorran las amas de casa desde un 20 hasta un 25% en las compras respecto de las tiendas de Ciudad Juárez.

Son los sábados también, días de cargar gasolina norteamericana, pues aunque el precio del carburante mexicano es más barato en la frontera que en el resto del país, el octanaje es mejor en el otro lado y además te surten litros de a litro. No como en juaritos, que te roban hasta un 10% en la carga de tanque para el automóvil y te rinde menos.

Todo parecía tan normal. El calor comenzaba a apretar y los clientes a reunirse para sus compras.

En Walmart de Cielo Vista, se calcula que para las 9 y media de la mañana, ya habría más de 2 mil personas en el interior. Entre clientes y personal de la tienda.

La armonía se rompió con la incursión de Patrick Crusius. Un asesino de 21 años, procedente de Allen Texas.

Armado con un AK-47, y disparando a diestra y siniestra sobre la gente, trajo el terror a una de las ciudades más pacíficas de la Unión Americana.

Las autoridades policiales de El Paso, nunca quisieron dar cifras oficiales, sin embargo, el cálculo extra oficial de muertos es de 22 y 65 heridos.

Aunque por la mañana del domingo las autoridades hablaban de 20 muertos y 26 heridos.

"No podemos dar detalles, porque el presunto responsable merece un juicio justo" dijeron a la prensa.

Patrick Crusius, no es inmigrante latino, no es musulmán, no es miembro de ISIS, es ahora reconocido como un terrorista blanco supremacista.

En su cuenta de Twitter, se aduce ser idólatra de Donald Trump, y de los líderes del KKK, David Duke y Dylan Roof.

En esta masacre, identificamos al menos tres ingredientes destructivos...

1. El discurso xenofobico del presidente Donald Trump contra los Mexicanos. Que obviamente influencia a los jóvenes racistas.

2. La indiscriminada venta de armas que priva en la Unión Americana.

3. El aliento que reciben los grupos racistas norteamericanos, para crear odio entre la comunidad.

El asesino ha confesado anticipadamente su acción: "Este ataque es una respuesta a la invasión hispánica en Texas" escribió en su cuenta de Facebook.

El terrorista podría ser condenado a muerte. (Si lo hallan culpable). Porque ya se habla de que puede estar afectado de sus facultades mentales, para ayudarlo en el juicio a conseguir confinamiento en un hospital psiquiátrico.


Este fin de semana comenzó con un radiante día, que luego se trastocó.

Desde temprana hora del sábado 3 de agosto de 2019, los juarenses comenzaron a cruzar rumbo a la ciudad vecina de El Paso.

Los sábados son días de ir a comprar el mandado en tiendas como Walmart, pues se ahorran las amas de casa desde un 20 hasta un 25% en las compras respecto de las tiendas de Ciudad Juárez.

Son los sábados también, días de cargar gasolina norteamericana, pues aunque el precio del carburante mexicano es más barato en la frontera que en el resto del país, el octanaje es mejor en el otro lado y además te surten litros de a litro. No como en juaritos, que te roban hasta un 10% en la carga de tanque para el automóvil y te rinde menos.

Todo parecía tan normal. El calor comenzaba a apretar y los clientes a reunirse para sus compras.

En Walmart de Cielo Vista, se calcula que para las 9 y media de la mañana, ya habría más de 2 mil personas en el interior. Entre clientes y personal de la tienda.

La armonía se rompió con la incursión de Patrick Crusius. Un asesino de 21 años, procedente de Allen Texas.

Armado con un AK-47, y disparando a diestra y siniestra sobre la gente, trajo el terror a una de las ciudades más pacíficas de la Unión Americana.

Las autoridades policiales de El Paso, nunca quisieron dar cifras oficiales, sin embargo, el cálculo extra oficial de muertos es de 22 y 65 heridos.

Aunque por la mañana del domingo las autoridades hablaban de 20 muertos y 26 heridos.

"No podemos dar detalles, porque el presunto responsable merece un juicio justo" dijeron a la prensa.

Patrick Crusius, no es inmigrante latino, no es musulmán, no es miembro de ISIS, es ahora reconocido como un terrorista blanco supremacista.

En su cuenta de Twitter, se aduce ser idólatra de Donald Trump, y de los líderes del KKK, David Duke y Dylan Roof.

En esta masacre, identificamos al menos tres ingredientes destructivos...

1. El discurso xenofobico del presidente Donald Trump contra los Mexicanos. Que obviamente influencia a los jóvenes racistas.

2. La indiscriminada venta de armas que priva en la Unión Americana.

3. El aliento que reciben los grupos racistas norteamericanos, para crear odio entre la comunidad.

El asesino ha confesado anticipadamente su acción: "Este ataque es una respuesta a la invasión hispánica en Texas" escribió en su cuenta de Facebook.

El terrorista podría ser condenado a muerte. (Si lo hallan culpable). Porque ya se habla de que puede estar afectado de sus facultades mentales, para ayudarlo en el juicio a conseguir confinamiento en un hospital psiquiátrico.

martes 13 de agosto de 2019

Sus Últimos Pertrechos

martes 06 de agosto de 2019

XENOFOBIA, crimen de odio en la frontera

viernes 02 de agosto de 2019

#LeyGarrote

martes 30 de julio de 2019

¡Me lleva el tren!

martes 23 de julio de 2019

Todos Conectados

viernes 19 de julio de 2019

ACARREOS S.A.

viernes 12 de julio de 2019

AS Boronitas Del PES

jueves 20 de junio de 2019

Partículas del micropoder

miércoles 05 de junio de 2019

El primer oleaje sin AMLO

jueves 30 de mayo de 2019

Congreso a modo

Cargar Más