/ sábado 12 de enero de 2019

Y siguen con la idea del muro

Hace unos días, llegó al Estado de Texas Donald Trump, en su discurso insiste con la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos. Sigue con la retórica racista, esto en miras para reelegirse en los próximos comicios en el año 2020.

Debemos de recordar que, en el año 2015, prometió la construcción de esta barrera y en su oratoria tachando de criminales a los mexicanos, logro el éxito. La mayoría de los estadounidenses, confundieron lo que es defender su país a creerse como una raza superior.

El muro que existe entre México y Estados Unidos, se llama Donald Trump. Olvida que el 15 % de la población en ese país es inmigrante, los cuales trabajan de una forma digna y sustentan también la productividad.

Ante estas declaraciones de odio hacia nuestro país, no hay una postura de defensa en estos señalamientos por parte del Presidente, Andrés Manuel López Obrador. Simplemente explica que no quiere enfrentarse con su homólogo y que desea continuar en una buena relación de amistad. Que lamentable, que tenemos un mandatario que esconde la cara para defendernos.

Más decepcionante es, que la raíz de la migración sigue creciendo, el desempleo y los salarios que no son dignos, hablo no solamente del sueldo mínimo, también los profesionistas seguimos ganando lo mismo de hace años.

Por eso insisto, el muro entre Mexico y Estados Unidos, es un Presidente que siembra el repudio. Todos los mandatarios deben de proteger su nación, pero no a costa del odio y de un monumento para dividir, haciendo creer a sus gobernados que son superiores.

Ojalá que tengamos también un Presidente que no sea tan agachón, que igual es amigo de un tirano como Maduro y de un xenofóbico como Trump. Esperemos que cumpla su promesa de más empleo, de mejores condiciones de vida en nuestro país, para no tener que buscar otro país como casa.

“No vamos a responder ante planteamientos que se generan por la situación interna en Estados Unidos; consideramos que hay una confrontación política en Estados Unidos, como la hay en todos los países cada vez que se avecinan elecciones. En EU tienen, lo digo con todo respeto, no quiero involucrarme en sus asuntos internos, pero tienen un sistema de reelección con periodos muy cortosˮ, esta declaración la dio hace unos días nuestro Presidente, que en esta ocasión nos queda mucho a deber.


Hace unos días, llegó al Estado de Texas Donald Trump, en su discurso insiste con la construcción del muro fronterizo entre México y Estados Unidos. Sigue con la retórica racista, esto en miras para reelegirse en los próximos comicios en el año 2020.

Debemos de recordar que, en el año 2015, prometió la construcción de esta barrera y en su oratoria tachando de criminales a los mexicanos, logro el éxito. La mayoría de los estadounidenses, confundieron lo que es defender su país a creerse como una raza superior.

El muro que existe entre México y Estados Unidos, se llama Donald Trump. Olvida que el 15 % de la población en ese país es inmigrante, los cuales trabajan de una forma digna y sustentan también la productividad.

Ante estas declaraciones de odio hacia nuestro país, no hay una postura de defensa en estos señalamientos por parte del Presidente, Andrés Manuel López Obrador. Simplemente explica que no quiere enfrentarse con su homólogo y que desea continuar en una buena relación de amistad. Que lamentable, que tenemos un mandatario que esconde la cara para defendernos.

Más decepcionante es, que la raíz de la migración sigue creciendo, el desempleo y los salarios que no son dignos, hablo no solamente del sueldo mínimo, también los profesionistas seguimos ganando lo mismo de hace años.

Por eso insisto, el muro entre Mexico y Estados Unidos, es un Presidente que siembra el repudio. Todos los mandatarios deben de proteger su nación, pero no a costa del odio y de un monumento para dividir, haciendo creer a sus gobernados que son superiores.

Ojalá que tengamos también un Presidente que no sea tan agachón, que igual es amigo de un tirano como Maduro y de un xenofóbico como Trump. Esperemos que cumpla su promesa de más empleo, de mejores condiciones de vida en nuestro país, para no tener que buscar otro país como casa.

“No vamos a responder ante planteamientos que se generan por la situación interna en Estados Unidos; consideramos que hay una confrontación política en Estados Unidos, como la hay en todos los países cada vez que se avecinan elecciones. En EU tienen, lo digo con todo respeto, no quiero involucrarme en sus asuntos internos, pero tienen un sistema de reelección con periodos muy cortosˮ, esta declaración la dio hace unos días nuestro Presidente, que en esta ocasión nos queda mucho a deber.


viernes 10 de mayo de 2019

Iluminación un proyecto en el aire

sábado 20 de abril de 2019

Memorándum sin sustento

sábado 06 de abril de 2019

Y se sigue burlando de la justicia

sábado 30 de marzo de 2019

Fuga de cerebros

viernes 22 de marzo de 2019

Más fiestas menos obras

viernes 15 de marzo de 2019

Se cae la figura de investigación

sábado 09 de marzo de 2019

El gran compromiso de ser mujer

sábado 02 de marzo de 2019

Hay gran deuda en Chihuahua

Cargar Más