imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

INCONFORMES. No cabe duda que a los agentes Investigadores de la Fiscalía Estatal, cuando no les llueve les relampaguea y esto lo único que provoca es el enojo y la inconformidad con las medidas que el nuevo director de Investigación, Hugo Mendoza Castellanos les ha impuesto. Ahora nos preguntamos ¿Por qué ese afán de nombrar policías preventivos federales como jefes de la policía investigadora? Una cosa es ser policía preventivo y otra ser policía investigador. No hay concordancia.

ENOJADO. Las medidas que el nuevo jefe policiaco les ha impuesto a los elementos son bastante extrañas, pero lo peor es que al parecer trata de sacar sus traumas afectando a los investigadores, pues les dijo durante una presentación la semana pasada, que tenían que sufrir como el sufrió, que el había sufrido mucho para llegar a ocupar su actual cargo. Pero a los elementos de la Fiscalía que les importa si sufrió mucho o poco, el trabajo es el que cuenta y sea como sea, aquí hay muy buenos investigadores, que no los tomen en cuenta eso ya es otra cosa.

CAMBIOS. Por lo pronto les dijo, que todos los elementos con más años de servicio van a ser enviados al occidente del Estado, es decir los que tienen más experiencia, allá donde a diario hay enfrentamientos entre los mismos delincuentes. Su horario a partir de ya, será de 7.30 a.m. a las 7.00 horas. Trabajaran 25 días continuos y se les darán 5 días de descanso. Este horario es a nivel estatal.

MADRES. El problema es que se está enviando a la sierra de Chihuahua a varias madres de familia que a diario tienen que llevar a sus hijos a la escuela y ahora ellas no saben qué va a pasar, pues lejos de donde se encuentran no podrán hacer nada y se verán obligadas a renunciar, muchas de ellas con buenos años de servicio. Una de ellas que tiene nombramiento de comandante, le dijeron que la enviaban allá por “mamona” y que ya no era comandante. Sin embargo, ella tiene el nombramiento por oficio, es decir, sigue siendo comandante.

GRAVES. La realidad es que en todas aquellas zonas, ciudades o poblados donde los comandantes encargados de la seguridad estatal son de origen federal, los enfrentamientos y las ejecuciones son a diario, no se nota que haya un cambio real, un cambio sustancial, pues pese a que con bombo y platillo anuncian el nombramiento de agentes preventivos federales, la violencia se ha acrecentado en lugar de disminuir. ¿Por qué será? Aquí en nuestra ciudad no crea que andamos muy bien y lo malo es que ni siquiera se avizoran cambios, pese a que son sumamente urgentes.

CIUDAD. Si realmente se llegan a enviar a los elementos con más experiencia a la sierra de Chihuahua, nuestra ciudad quedará a merced del hampa, pues los policías jóvenes para lo único que sirven es para andar presumiendo la pistola y la placa, además de andar a toda velocidad por las calles sin que exista ninguna emergencia. Los cambios si son buenos pero se deben de estudiar y no solamente porque se le antoja al jefe “sufrido”.

EJEMPLO. A lo mejor nos estamos adelantando y quien va a demostrar que puede con el paquete es el mismo director de Investigación, Hugo Mendoza Castellanos. No dudamos que él vaya por delante demostrando que se pone como ejemplo e incluso que durante un buen tiempo permanezca en el occidente del Estado encabezando operativos en contra de la delincuencia. ¿Por qué no? Al fin y al cabo trae detrás un buen currículo, ahora solo falta que ponga el ejemplo a los investigadores y demuestre sus habilidades, así ni que decir y todos tendrán que sujetarse a su mandato. ¿Será?

PESIMISMO. Donde las cosas están cada vez peor, es en la policía municipal. No sabemos quién sea el encargado de engañar al Presidente Municipal pero lo único que le cuentan es lo bonito, aunque luego de presumir detenciones sin ton ni son, salga a la luz la realidad de lo que ocurrió. Es muy grave lo que pasa y es necesario que se ponga una atención especial a este problema de corrupción.

DETENCIONES. Ya lo habíamos manifestado desde hace tiempo, el hecho de que se les otorguen días de descanso y compensaciones en efectivo a los policías que detienen a narcomenudistas o a viciosos que casi a diario son los mismos, genera que sea a lo único que se dedican y desatiendan otros problemas que realmente son graves. Hay hechos violentos en donde les han llamado a los teléfonos de emergencia y luego de una hora o más, es cuando se presentan.

INUTIL. Con la detención de narcomenudistas y viciosos que casi a diario son los mismos, lo único que se hace es saturar las celdas de la Fiscalía Estatal. El número de personas detenidas varía entre 45 y 60 a diario. Todos son enviados a las celdas de la Fiscalía lo que provoca un trabajo extraordinario a los Agentes del Ministerio Público, que finalmente no sirve de nada, porque todos son puestos en libertad a las 48 horas. Los únicos que ganaron fueron los policías con más días de descanso y bonos en efectivo que cada mes les entregan.

JOVENES. Los malos policías municipales, que lamentablemente son muchos, con sus sinverguenzadas logran robar, que les den más días de descanso y una gratificación mensual, sin embargo, deberían de investigar que tan cierto es lo que ellos informan, por que lamentablemente todo les creen por el hecho de ser policías, pero la realidad es otra. Les vamos a citar tres ejemplos de igual número de jóvenes detenidos el martes de la semana próxima pasada en donde intervinieron las patrullas 564 y 185.

PRIMERO. José Antonio, de 26 años de edad, iba caminando por las calles de Parajes del Sur, cuando fue levantado por una patrulla a las 7.30 horas de la tarde. Luego lo llevaron a una delegación supuestamente en el Valle de Juárez. Ahí lo acusaron de que traía tres bolsitas con marihuana que según pudo observar ellos mismos se las pusieron. Los policías abusones y cobardes, también pretendían que se confesara autor de un homicidio ocurrido recientemente.

ROBO. Le pusieron una bolsa de plástico en el rosto, le pegaron y luego le tronaron la pistola en el oído derecho cuatro veces, lo cual lo dejó sordo. Además, le robaron su teléfono celular que recientemente había adquirido en 1700 pesos y 800 pesos en efectivo. Le quitaron su credencial de elector y luego la tiraron, pero también la comida que había comprado para cenar, se la tiraron. Luego lo llevaron consignado a la Fiscalía Estatal, por traer tres “latas de marihuana”. El viernes en la madrugada fue puesto en libertad.

SEGUNDO. Otro caso semejante ocurrido el mismo martes es el de Carlos Alberto, de 26 años de edad. Este joven pudo observar que en la misma estación de policía denominada Babicora, los policías elaboran las bolsitas con marihuana para luego ponérselas a los detenidos y de ésta manera obtener días de descanso y hasta bonos en efectivo que les entregan mensualmente a los policías que hacen más detenciones de vendedores de droga y de viciosos. También fue liberado el viernes en la madrugada.

TERCERO. Otro joven, víctima de los policías municipales, nos cuenta que fue detenido en San Lorenzo el mismo martes de la semana próxima pasada. El conducía una Ford F150, año 2002, cuando fue detenido por los policías municipales dizque para hacerle una revisión. Nos comenta que en su cartera guardaba cuatro mil pesos que iba a utilizar para la compostura de su automóvil. Cuando le indicaron que se retirara ya le faltaban los cuatro mil pesos que de inmediato reclamó.

INOCENTES. Los policías mostrándose difamados le dijeron que buscara bien en sus bolsillos y debajo del asiento de su camioneta, lo cual hizo, encontrando mil pesos tirados debajo del asiento que desde luego los habían arrojado los policías. Luego ante el reclamo del resto del dinero faltante, los policías le llamaron a su comandante, el cual llegó con otras patrullas. El le dijo al supuesto comandante u oficial lo que había ocurrido y que solamente le quedaban 600 pesos en efectivo que traía aparte en su bolsillo.

DESCARO. El descaro del oficial llegó a su límite cuando le preguntó qué harían con los 600 pesos. Pues ni modo les dijo, quédense con ellos también. Esto bastó para que de inmediato lo acusaran de cohecho. Finalmente fue llevado a las celdas de la Fiscalía, consignado por el delito de “promoción de conducta ilícita”. El costo fue pasar 48 horas detenido, su vehículo enviado al corralón y la pérdida de 3600 pesos. De ese tamaño se las están gastando en la policía municipal.

CORRUPCION. Si existe corrupción descarada en la policía municipal es porque los jefes, los altos mandos lo están tolerando y desde luego forman parte de ello. Lo dijimos hace ya tiempo, cuando el actual Secretario de Seguridad Pública Municipal estuvo como jefe de la Policía Estatal, la corrupción era descarada y lamentablemente varios de sus allegados ahora laboran en la policía municipal.

DESTACADO. ¿Será por ello que la policía municipal se está destacando por la descarada corrupción que impera? El Presidente Municipal no se debe cegar a una realidad, debe de indagar, debe tener a sus propios informantes de confianza. Que no lo engañen, que visite las celdas de la policía a media noche para que se de cuenta de lo que realmente ocurre y si lo hace que pregunte, que indague para que saque sus propias conclusiones.