imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

CORRUPCION. El Comandante Herrera, responsable de la vigilancia interna de la Fiscalía Estatal Zona Norte, ha dicho a sus allegados que él está protegido por el Fiscal Nava, que le hacen los mandados todos los que lo quieren tumbar incluyendo a Asuntos Internos. Prueba de ello es que sigue trabajando donde mismo y sin problema alguno. La realidad es otra, pues tanto el primer comandante como el segundo, están sumamente enojados porque ellos desconocían el problema ocurrido dentro de los separos de ésta dependencia ya que Herrera no les informó nada de lo ocurrido.

MANDO. Herrera tiene bajo su mando a 20 elementos y tiene 5 ministeriales, sus protegidos, supuestamente encargados de los separos. Se supone que éstos cinco elementos son quienes sacan a las personas detenidas para llevarlas a declarar o presentarlas ante el Agente del Ministerio Público, pero como su tiempo lo dedican a todo menos a trabajar, ellos ponen a otros detenidos a realizar su trabajo.

ROBO. Por ello es que Alfredo Pico, alias “el poca luz”, un individuo con por lo menos nueve entradas a dichos separos, tiene acceso libre y se pasea como si anduviera en su casa. Con tantas entradas a los separos ya  sabe donde se guardan las pertenencias de los detenidos y por ello fue que el lunes pasado, pudo sustraer una bolsa que contenía un teléfono Iphone, cédula profesional y licencia de manejar, propiedad de un hijo de un político juarense, cuyo nombre estamos ya investigando.

DEMANDA. Un abogado en representación de la persona robada, fue con Herrera a exigirle las pertenencias desaparecidas, pero no le fueron devueltas. Ahora Herrera pretende que cada uno de sus elementos le haga entrega de mil pesos para poder pagar lo robado, solo que ninguno de ellos ha querido darle ni un cinco. Les dijo que el que no aceptara lo iba a cambiar a la zona occidente, como si el fuera el que ordenara los cambios.

CASTIGO. Como muchos agentes se negaron a dar los mil pesos, ahora tendrán que trabajar 12 horas en lugar de las 8 horas que laboraban. Qué lamentable lo que está ocurriendo en la Fiscalía, en varias unidades existe un desorden terrible, todo anda de cabeza, pues desgraciadamente a quienes están al frente de esa dependencia les quedó muy grande el saco y ni para cuando remediar esa mala situación. Herrera y los responsables de cuidar los separos, por lo menos debieran estar suspendidos mientras se realiza la investigación correspondiente, si es que la hay..

INTERNOS. Ya lo hemos mencionado, en la Fiscalía Zona Norte no funciona Asuntos Internos, pues el responsable de ésta unidad, el licenciado Lozano Balderrama, tiene demasiados compromisos con varios Coordinadores de Unidad, ya que hace varios años fue Agente del Ministerio Público en la Unidad de Adolescentes Infractores y cuando la licenciada Claudia Rodríguez Rucobo, se fue a la ciudad de Chihuahua como Directora de la Escuela Estatal de Policía, se lo llevó con ella.

CASOS. Tenemos casos graves que ya debieran estar siendo investigados e incluso sus coordinadores corridos o detenidos. Pero estas denuncias duermen el sueño de los justos o al menos no le interesan mucho. Un caso concreto es el de la Coordinadora de Delitos Sexuales Yubia Yumiko Ayala, otro el de Norma Domínguez, ahora el del comandante Herrera y muchos otros que se han ido enfriando lentamente. El cambio de Coordinador de Asuntos Internos puede ayudar a que todos estos eventos delictivos puedan ser llevados a su terminación.

CAMBIO. Por cierto que la encargada de Delitos Sexuales Yubia Yumiko Ayala teme salir de vacaciones y no lo hace porque sabe que no va a regresar, ya que se ha hablado últimamente de su cambio. Incluso ya se habla de que profesionistas pueden sustituirla por estar mejor capacitadas para desempeñarse en ese puesto. Se menciona a tres abogadas con bastante capacidad para hacerse cargo de esa Unidad y son  Cintia Otero, Samanta Morales y Liliana Rodríguez.

DESCARO. Recientemente hubo una conferencia donde la licenciada Yubia Ayala daba clases de cómo tratar a las víctimas, de cómo hacerlas entrar en confianza, pero esto si que provocó carcajadas de sus propias compañeras y compañeros, pues de todos es sabido que su trato hacia ellos, hacia sus propias compañeras de trabajo es de mentadas hacia arriba, pues su léxico deja mucho que desear. Ni ella misma se lo creyó.

PROHIBEN. En algunas coordinaciones de los agentes investigadores, los encargados les prohibieron a sus elementos que platiquen con los reporteros, pues todo aquel que no obedezca esta orden, va a ser cambiado hacia la zona occidente. Ya no se saben de otra, luego, luego, los amenazan con cambiarlos a dicha zona, pues saben que en toda la sierra la delincuencia organizada ha hecho presa de los pobladores e incluso de las corporaciones policiacas.