imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

VIOLENCIA. De nada sirven los discursos que pretenden disculpar la violencia generalizada en el Estado. Lo que se debe de hacer es cambiar el esquema de seguridad que se lleva a cabo actualmente, iniciando con ello el desmantelamiento de todos los jefes policiacos del gobierno del estado que han demostrado su absoluta incapacidad para terminar con la violencia.

CLARO. En este año de gobierno de Javier Corral, ha quedado debidamente demostrado que el haber traído a mandos de la policía federal para que se hicieran cargo de combatir la delincuencia de todo tipo, no ha servido para nada, sino todo lo contrario. La violencia aumentó desproporcionadamente, puesto que ya no se trata de una o diez ciudades sino de todo el estado, desde la ciudad mas grande hasta la ranchería mas pequeña. Los mandos federales son un absoluto fracaso.

ERROR. Todo gobierno que inicia su periodo gubernamental, su primera preocupación es el combate a la inseguridad y por ello destina una gran parte de sus recursos en equipar bien a la policía y a aumentar sus salarios para que se preocupen en combatir a la delincuencia. En este gobierno de Javier Corral, ocurrió todo lo contrario. No hubo equipamiento de la policía, se sigue laborando con las mismas unidades viejas y en pésimas condiciones, mucho menos se les aumentó el salario, ¿entonces cómo se piden resultados a la tropa si no tiene ningún tipo de incentivo?

FRACASO. El haber nombrado a un payaso como jefe estatal de la policía, solo vino a detonar en más violencia, en arreglos por debajo de la mesa, en compras de títulos falsos “honoris causa”, para pretender quedar bien con el gobernador pero no con la población que solamente lo tildo de estúpido y ridículo. Este funcionario de nombre Oscar Aparicio es el responsable de la violencia que nos inunda y lo más lamentable es que todavía el gobernador lo siga sosteniendo.

QUEJAS. De nada sirve que se siga culpando a la administración del corrupto ex gobernador César Duarte, de todo lo que pasa actualmente, cuando nada se hace por superar al gobierno del prófugo de la justicia. ¿Qué arreglos existen realmente que el gobernador no se ha atrevido a cesar de sus funciones a los policías federales que han demostrado ampliamente que no sirven para nada? Debe recordar el gobernador que estos señores se van a su lugar de origen a disfrutar de los logros económicos obtenidos, mientras que la población se queda igual o peor que antes.

RECIENTE. En esta  administración viene ocurriendo que hasta algunos policías investigadores tengan que dedicarse a la extorsión para poder subsistir y poder pagar la cuota que les exigen sus superiores. La reciente detención y fuga de tres elementos por el delito de extorsión, fue un claro ejemplo de lo que mencionamos. Nadie puede creer que el comandante Gandarilla, Arredondo y Peinado, se hayan escapado sin el consentimiento del primer comandante.

AMPARO. Estos tres presuntos extorsionadores, luego de “fugarse”, lograron ampararse contra la incomunicación y malos tratos, pues es la única forma en que pudieran ampararse, cuando de todos es sabido que ni siquiera estaban en las celdas y mucho menos que estuvieran siendo maltratados. Claro ejemplo de lo que se vive actualmente en todo el Estado. Pero hay más, sabemos que otros coordinadores o jefes de grupo, están siendo investigados por el mismo delito de extorsión y si no se pone orden en los mandos, al rato se ira elevando el número de elementos que necesariamente tienen que comer a costa de lo que sea.

FISCAL. El mando absoluto de la policía estatal debe estar en manos del Fiscal César Augusto Peniche Espejel, pero ante la complacencia del gobernador Corral, quien parece mandar realmente es Oscar Aparicio, pues éste solamente acata órdenes del gobernador y no de su superior que es el Fiscal General. Mientras esto siga ocurriendo, que cada quien jale por su lado, la violencia continuará campante y rebosante, recorriendo todo el Estado.

RECORD. Por eso Chihuahua en poco tiempo será el Estado más violento de toda la República Mexicana, pero lo más lamentable es que se hayan incrementado los asesinatos de mujeres, cuando en tiempos pasados éste problema estaba casi resuelto. Tener a jefes incapaces y a muchos coordinadores ignorantes como encargados de aplicar justicia, no beneficia en nada a combatir a la delincuencia. Aquí prácticamente no sabemos nada de lo que ocurre en los poblados de la región serrana, pero la verdad es que hasta los mismos policías se asustan de lo que ocurre por aquellos rumbos.

RENUNCIAS. Si tuvieran vergüenza los actuales Fiscales de la zona norte, centro, sur y occidente, deberían de presentar su renuncia con carácter de irrevocable, pero también deben de hacerlo los llamados primeros y segundos comandantes, que entre todos no se hace uno solo, todos navegan con bandera, como si la población estuviera ciega y no se diera cuenta de lo que ocurre a su alrededor. Con mentiras, con verborrea no se combate la delincuencia, se necesitan suficientes tamaños para ello e indudablemente eso no existe, no quieren dejar la ubre que a diario los alimenta.

LLANTO. Que nadie llore en las próximas elecciones cuando pierda el PAN. Aunque sabemos que no se votó por el PAN, sino por Javier Corral solamente como venganza contra el PRI, quienes sueñan con volver a ganar, deben empezar a resignarse pues éste gobierno ha dejado mucho que desear, sobre todo en los principales problemas que enfrenta el Estado. No es lo mismo gritar desaforadamente desde una tribuna a cumplir con sus obligaciones constitucionales cuando se está al frente de lo que con tanta furia se criticó.

PANISTA. Por cierto, hablando de panistas, el Regidor panista Hiram Contreras, que indudablemente busca publicidad gratuita en los medios de comunicación, se aventó una buena pero sin prueba alguna. Dice que la madrugada de este domingo, estuvo presente en un retén de la Dirección de Transito que se instaló en la avenida López Mateos y Vicente Guerrero, donde supuestamente recibió varias llamadas telefónicas quejándose de que habían sido extorsionados.

CUENTO. Luego asegura que una dama le dijo que hasta la habían acompañado al cajero para que retirara 2 mil pesos que dio de mordida para que la dejaran ir por que le detectaron estado de ebriedad. De lo que no se dio cuenta el Regidor Contreras es de que allí había personas comisionados por Derechos Humanos para evitar abusos e incluso estaban mandos de Tránsito. Hubiera sido bueno que le hubieran hecho  la prueba del alcoholímetro al Regidor para ver en qué estado se encontraba.

PRUEBA. La mejor prueba sin duda es que la persona se presente formalmente a dar su versión ante quién corresponda, pero no por teléfono y sobre todo, ¿cómo supo el número del teléfono del Regidor?, a no ser que se trate de un familiar o de una empleada municipal.

DEFENSA. No es por defender a los de tránsito, lo que pasa es que como ya se avecinan las campañas electorales, estos individuos ya quieren llevar agua a su molino y buscan los medios para que no les cueste. Quien sabe ahora que puesto político pretende ocupar en el futuro, porque la realidad es que ha sido un verdadero chapulín, cuando no ocupa un cargo pagado por el erario estatal o federal, busca otro para seguir pegado al presupuesto público.

MUERTOS. Estos retenes aunque no son bien vistos por muchos desvelados, la realidad es que si han evitado las muertes por accidente que se estuvieron presentando hace ya varios meses. Podemos constatarlo que desde hace buen tiempo, los choques y volcaduras han disminuido, pero principalmente las defunciones por accidente han venido a la baja. Quienes no toman y son respetuosos de la ley, no tienen por qué temer nada. Estos retenes son para quienes bajo estado de ebriedad, pueden provocar accidentes graves e incluso accidentes mortales.