imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

REUNION. La semana próxima pasada, varios jefes policiacos tuvieron una reunión “de emergencia”,  supuestamente para tratar de buscar una solución a la violencia generalizada que se ha desatado en todo el Estado, pero principalmente en nuestra ciudad. Todo parece indicar que de nada sirvió, pues como respuesta de los delincuentes, lo único que hicieron fue asesinar a más personas, llegando a contabilizarse en tan solo dos días de la semana pasada 27 ejecutados.

ALEGRIA. Cuando se supo de ésta reunión, todo mundo se alegró, pues se llegó a pensar que lo habían hecho con el fin de presentar su renuncia con carácter de irrevocable en bola, pero lástima se tuvo que sufrir una gran decepción. Es realmente increíble que todos estos personajes no alcancen a vislumbrar que han sido omisos, incapaces, inútiles y protectores de la violencia cada vez más grave que ocurre en nuestra ciudad.

CIEGOS. El problema radica en que quienes tienen el mando, el poder de acabar con ésta situación, siguen protegiendo a los inútiles mandos policiacos que han demostrado que no sirven para nada. Desde luego hay excepciones, como es el caso de los jefes de la policía municipal que pese a todo, están trabajando bien y la prueba de ello es que son quienes realmente logran atrapar a los delincuentes, a los sicarios, aunque como ya lo hemos visto luego son puestos en libertad sin siquiera haber sido presentados ante el juez correspondiente.

LASTIMA. Esta estúpida situación de proteger a los mandos solamente porque le caen bien al gobernador, seguirá provocando más violencia y no es ya necesario decir que estamos peor que en los años en que se consideró a nuestra ciudad la más violenta del mundo. Ahora ya sobrepasamos esas cifras mortales, pero ni modo, donde manda gobernador el pueblo nada puede hacer, así que a aguantar pueblo, ni se quejen.

IGNORANTES. Lo más lamentable es que las decenas de grupos que supuestamente existen, aunque sea en el papel, como son los organismos empresariales, comerciales, mesas de seguridad, etc.., simplemente callan porque así les conviene a sus intereses. Unos por que obtienen buenas utilidades, otros porque quieren obtener puestos políticos, otros porque reciben buenos cheques mensuales y así sucesivamente. Todo lo que pase en su entorno ni les viene ni les va. Simplemente fingen que trabajan y de vez en cuando hacen declaraciones públicas, desde luego a favor de los gobernantes.

CALLADOS. Todos los organismos de la iniciativa privada, todos absolutamente, están calladitos, han pasado los años en que de inmediato protestaban y lograban que el gobierno se pusiera las pilas, ahora todo eso se acabó. Se han convertido en comparsas para cuidar sus propios intereses, pues algunos de ellos poseen negocios muy lucrativos, como son bares y cantinas, que si se les revisara difícilmente iban a comprobar porque no ingresan los impuestos que realmente deben hacer.

ALERTA. Hemos recibido información por parte de quienes estuvieron presentes en el momento en que se recogieron tres mantas que este sábado fueron puestas en diferentes lugares de la ciudad. De acuerdo con lo que nos informaron, indicaron que había una alerta general por que en dichas mantas se declaraba la guerra a la policía municipal, a la estatal y también a los custodios de los ceresos.

COLUSION. En dichas mantas se acusa a los actuales jefes policiacos de estar coludidos con una organización criminal a la cual apoyan deteniendo solamente a individuos del grupo contrario. De ser cierto esta situación, debemos de prepararnos para que la ola de violencia empiece a incrementarse de manera desproporcionada, pues es indudable que el grupo que se queja de estos apoyos es el que más individuos tiene en su nómina, es decir, es la organización criminal más fuerte.

LLEGADA. Este mismo sábado llegaron a la ciudad de Chihuahua, un grupo de 250 elementos de la Policía Federal, los cuales según se ha mencionado, se concentraran en los municipios de la zona occidente donde la criminalidad ha rebasado a las autoridades estatales y municipales. Es inevitable que dentro de este grupo de federales, también se hayan infiltrado malos elementos que en poco tiempo habrán de sacar las uñas, tal como ocurrió en tiempos pasados.

QUEMADOS. Por fortuna, el actual Fiscal General César Augusto Peniche Espejel, ya conoce como actúan algunos elementos de la policía federal, pues es necesario recordar que fue él quien ordenó la detención de los activos federales cuando secuestraron al señor Eligio Ibarra, a quien le pedían varios miles de pesos para dejarlo en libertad. En ese tiempo el Fiscal General, se desempeñaba como Delegado de la PGR en el Estado. Ahora estos individuos purgan una condena de 36 años en prisión.

SUPUESTAMENTE. Bueno, nos suponemos que están encarcelados, porque como nadie le da seguimiento a estas detenciones, bien pueden salir en libertad en poco tiempo y generalmente los ciudadanos ni cuenta se dan. Vea usted como una gran mayoría de delincuentes que son atrapados de nuevo, se dice que fueron detenidos hace pocos años y pese a que las imputaciones son graves, ya estaban gozando de absoluta libertad.

Así son las leyes actualmente, permiten la corrupción de jueces y magistrados quienes buscando cualquier situación anómala en las leyes de inmediato la invocan para poner en libertad a los delincuentes.

HABLADORA. Resulta que la licenciada Yubia Yumiko Ayala Narváez, quien ocupa actualmente la Coordinación de la Unidad Especializada en Delitos de Violencia Familiar, Delitos Sexuales contra la Familia y Trata de Personas, anda diciéndole a todo mundo que ella próximamente va a ser nombrada Coordinadora de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM). Desde luego que todo mundo se ríe, porque conocen su manera de maltratar a sus propias compañeras, pues según ella, es la única que si tiene el derecho de ser Agente del Ministerio Público.

INOCENTE. Actualmente la Fiscalía de la Mujer anda por los suelos e imagínese si esta señora fuera nombrada Coordinadora, acabaría con la Fiscalía. Es necesario recordar que ella tiene varias denuncias en Asuntos Internos, que por cierto duermen el sueño de los justos, gracias a su entrañable amistad con el fiscal Nava. Pero por otra parte, el Fiscal General conoce su historial y difícilmente aprobaría este nombramiento pues finalmente depende de él hacerlo, aunque Nava sea amigo íntimo de Yumiko Ayala.

CAMBIOS. Ante el aumento generalizado de la violencia a nivel estatal, indiscutiblemente se requieren los cambios de mandos policiacos a nivel estatal, pues ha quedado demostrado con creces que no han dado el ancho y que de ser cierto que están coludidos con alguna organización criminal mucho menos, pero esto debe ser investigado por  las autoridades federales. Es tan solo cuestión de permitir que el mando de la Fiscalía General lo tenga el licenciado Peniche Espejel y no el señor Oscar Aparicio, que es el principal individuo que ha demostrado su incapacidad para combatir a la delincuencia.