imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

REBOTE. Vea usted lo que nos han informado varios policías municipales respecto a lo que dimos a conocer en la columna periodística del martes próximo pasado. Dijimos que por lo menos entre 45 y 50 detenidos eran consignados a la Fiscalía diariamente, por el supuesto delito de traer consigo una pequeña dosis de droga o bien por narcomenudeo. Que aquellos policías que remitieran más detenidos por éste delito, eran premiados con días de descanso.

GRUPO. Los policías municipales que por seguridad no desean se dé a conocer su nombre, nos informaron que dentro de la corporación policiaca, existe un grupo de elementos que se dedican supuestamente a combatir el narcomenudeo y a detener a los puchadores. Este grupo es el que a diario “revienta” viviendas donde supuestamente venden o trafican drogas de diverso tipo. Son realmente los que hacen las detenciones y no todos, nos comentaron los policías.

ESPECIAL. Quienes componen éste grupo que supuestamente se dedica a combatir el narcomenudeo, busca protegerse contra cualquier denuncia, pues a los detenidos se les tortura, se les golpea y luego se les exige que firmen su propia culpabilidad. Todo aquello de valor que logran sustraer, excepto el dinero en efectivo, se lleva a las casas de empeño para obtener dinero en efectivo. A las patrullas que se usan para las detenciones, se les tapa el número para evitar ser identificadas.

EMBARRADOS. Como no quieren ser identificados, les exigen a otros policías, que sean ellos quienes firmen el parte y la consignación, aunque no hayan participado en los operativos. Pobre de aquel elemento que se niegue a firmar pues de inmediato es amenazado con despedirlo o bien enviarlo a la policía especial, donde por cierto, ya se encuentran varios oficiales que se negaron a las componendas de quienes ahora mandan dentro de la policía municipal.

LINEA. Por éste motivo, se presume, que ocurrió el ataque a una unidad policiaca recientemente en la zona centro, con el lamentable fallecimiento de un policía. Se comenta que la unidad pudo haber sido identificada por los delincuentes, pero resulta que quienes la traían ese día bajo su responsabilidad, no eran los policías que habían acudido a las redadas que a diario se llevan a cabo. Esta línea es parte de las indagatorias que realizan actualmente los investigadores de homicidios de la Fiscalía Estatal.

IDENTIFICADO. También pudiera darse el caso de que el ataque a los policías se debiera a que fueron identificados como los que consignaron a los vendedores de droga, aunque no hubieran sido ellos los que llevaron a cabo el reventón, pero si se expusieron a ser identificados al momento de llevarlos detenidos a la Fiscalía. Por ello es que tanto el Presidente Municipal, Armando Cabada como el Fiscal Nava, declararon que hubo un error y que iban contra otros policías que usaban la patrulla con anterioridad.

DECLARACIONES. Estos hechos deben ser investigados por personal de Asuntos Internos o bien por personal de confianza del Presidente Municipal, para que conozca qué está ocurriendo realmente con esas 50 detenciones diarias de supuestos drogadictos y narcomenudistas que a diario se realizan. No es justo que se esté involucrando a policías que nada tienen que ver con los reventones que se realizan a diario y que como premio por su firma y consignación, se les otorguen días de descanso a costa de su vida.

 

 

ENOJO. Todas las madres que son trabajadoras al servicio del Gobierno del Estado, fueron festejadas este 10 de mayo, en la ciudad de Chihuahua, aquí en nuestra ciudad ni se acordaron de ellas, excepto por el día que como ya es costumbre se les da. Allá se les festejó ampliamente, se les brindaron obsequios, se les entregaron flores y aquí ni una sonrisa siquiera. Por ello es que se encuentran sumamente encabronadas.

FISCALIA. En cambio ya se hizo costumbre y mala por cierto, que cada quincena a los trabajadores se les hagan descuentos descomunales de entre 500 y mil pesos y en ocasiones hasta más. Quién sabe cuál sea el fin, pero la realidad es que cuando los empleados acuden a quejarse, lo que les dicen es que no checaron la salida, que llegaron tarde, que no fueron a trabajar y un sinfín de cuentos, pero cuando se quedan trabajando horas extras hasta altas horas de la noche, ni quién se fije y ni quien les agradezca nada, ahí si no hay fijón.

DESCUENTOS. ¡Ah!, pero que no se trate de “pararse el cuello”, porque entonces y a sabiendas del raquítico salario que perciben, si les piden su cooperación para diversas actividades administrativas. Por ejemplo en navidad se les descontó dinero dizque para obsequiarles juguetes a los niños pobres. Luego el día de Reyes Magos hubo otra coperacha, luego el día del niño otros 100 pesos, ya hasta se parece a la Dirección de Tránsito.

ABSURDO. Todo parece indicar que la gran idea de estar esquilmando y disminuyendo el salario raquítico de los trabajadores de la Fiscalía Estatal, viene de la que funge o finge ser la administradora Carmen Espino, quien por cierto en su perfil tiene la fotografía de Diego Fernández de Cevallos, pero se le olvida que durante la campaña de Enrique Serrano era activista del PRI y se tomó varias fotografías con la esposa de Serrano, por cierto una de ellas obra en nuestro poder. De activista del PRI, de pronto se volvió panista. ¡Que inteligente!