imagotipo

El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

CUERDA. No cabe duda que la cuerda se rompe por lo más delgado. Tal es el caso del Agente del Ministerio Público Miguel Ángel Luna López, quien actualmente se encuentra señalado mediáticamente como presunto culpable de torturar a varios individuos acusados de extorsión. Es indudable que a todas luces se le trata de involucrar a él personalmente, con el fin de desviar la atención de los verdaderos torturadores.

VIDEO. En el video que ha sido presentado públicamente, jamás se le ve ni siquiera tocando al detenido, eso sí, hablándole fuerte como debe ser, pues ni modo de tratar a un presunto delincuente con dulzura e incluso así lo señalan los protocolos del interrogatorio. Que el detenido está vendado de su rostro, si pero no fue él quien les vendó los ojos, por cierto muy torpemente y quienes lo hicieron fue para evitar ser identificados al momento de la tortura, eso es muy común aquí y en China.

LAMENTABLE. Es muy lamentable que siendo el Agente del Ministerio Público quien realmente tenga la responsabilidad de ordenar y realizar las investigaciones correspondientes, además de otorgar el trato adecuado a un presunto culpable, de acuerdo como lo marca la ley, ocurra que aquí en nuestra ciudad, quienes ordenan sean los jefes policiacos e incluso den órdenes a sus propios superiores los Ministerios Públicos. Esto ha venido ocurriendo desde el inicio de la administración estatal pasada.

TORTURADORES. Es lógico suponer que quienes torturaron al presunto extorsionador, fueron los policías que lo detuvieron por órdenes del coordinador policiaco. Eso se llama “ablandar” para que cuando sea declarado diga lo que los policías quieren y firme la declaración correspondiente. Esto mismo ocurrió y aun frente al “defensor de oficio” en el caso de “la Foca” y “el Cerillo”, que fueron torturados salvajemente para que declararan lo que le convenía a las autoridades de aquel entonces, con el fin de quitarse la presión social.

HISTORIA. En el caso concreto del Agente del Ministerio Público, Miguel Ángel Luna López, quien tiene actualmente 15 años laborando dentro de la Fiscalía Estatal, existe una historia de honestidad, digna de toda prueba, por ese motivo, por los desacuerdos que ha tenido con los jefes policiacos en diversas actuaciones consideradas ilegales, es que ha sido “castigado” cambiándolo de adscripción constantemente.

INICIO. Del año 2003 al 2007, laboró en la Fiscalía Mixta para la investigación de homicidios de mujeres e incluso fue durante un año y medio coordinador de la misma. Posteriormente fue coordinador de autos robados del 2007 al 2009. Del 2009 al 2011 se desempeñó como coordinador de la unidad modelo de combate al delito de secuestro y aquí fue donde empezó su calvario, debido a su desacuerdo con las irregularidades que en esa coordinación se cometían con los detenidos.

IRREGULARIDADES. Cuando le dio a conocer esta situación al fiscal Jorge González Nicolás de las irregularidades que se cometían en secuestros, lejos de apoyarlo lo enviaron a una nueva coordinación creada recientemente y a la que se le llamó “unidad antiextorsiones”, esto fue en los años 2011 al 2013. Su desempeño fue muy bueno, se tuvo éxito en el combate a éste tipo de delincuentes donde hubo una buena coordinación con la policía municipal. Pero continuaron los problemas con los agentes policiacos debido a sus métodos de trabajo e investigación, además, de la corrupción que prevalecía.

MOVIMIENTO. Por dar a conocer al Fiscal González Nicolás lo que ocurría dentro de su coordinación, nuevamente fue removido y enviado a la fiscalía de homicidios de mujeres en el 2014. Lamentablemente se topó en ésta Fiscalía de Genero, con investigaciones pesimamente mal realizadas, con inconsistencias y debilidades en el asunto conocido como “homicidios de mujeres en el Valle de Juárez” y nuevamente González Nicolás lo destituyó y lo envió a la unidad de detenidos los fines de semana en el 2015.

CRITICO. Por ser una persona honesta, trabajadora, crítico de los sistemas de investigación, tuvo que aceptar otro castigo y fue enviado a Parral en el 2016. En ésta ciudad, durante la visita que realizó el entonces candidato del PAN Javier Corral Jurado, le entregó un escrito detallándole todas las corruptelas con pelos y señales que existían dentro de la Fiscalía Estatal, las cuales muy probablemente nunca leyó.

INCOMODO. Es indudable que para algunos mandos de la Fiscalía es un elemento incómodo, se trata de personajes que actualmente se desempeñan como Ministerios Públicos e investigadores, que bien pudieran estar involucrados en todo tipo de actos de corrupción y que a toda costa tratan de sacarlo de su trabajo que durante años ha venido desempeñando con honestidad y aún a riesgo de su propia vida.

EXTRAÑO. Cabe mencionar que el disco-video que se hizo público, jamás estuvo en la carpeta de investigación y que alguien lo guardó, probablemente un investigador que ya no se encuentra laborando, para lo que se pudiera ofrecer en un futuro, pues el temor de quienes participaron en diversos actos de corrupción era evidente. ¿Cómo obtuvo el defensor de oficio éste video?, ¿lo compró o se lo obsequiaron?, pero además, ¿Por qué no está grabado todo el interrogatorio que se hizo a las personas detenidas y solamente donde participa el licenciado Luna? Es indudable que hay dolo.

DEFENSOR. El promotor de la denuncia por actos de tortura en contra del licenciado Luna López, es el defensor ó ex defensor de oficio Carlos Jaime Rodríguez, quien no pudo ganarle ningún juicio promovido durante el desempeño en secuestros y extorsiones del licenciado Miguel Ángel Luna López y por lo cual, se supone, ahora quiere vengarse de su triste actuación en la defensoría pública. Pero hay más, también el licenciado Luna obligó a este “defensor” de oficio a devolver 10 mil pesos que había cobrado por sus servicios, aún cuando estos son gratuitos.

ASUNTOS. La Fiscal de Asuntos Internos, la licenciada Erika Jasso, una mujer sumamente comprometida con su trabajo y ya conocida como la “Fiscal de Acero”, ha tomado en sus manos éste caso que debe ser investigado muy concienzudamente e irse hasta el fondo para evitar culpar a inocentes. Por ningún motivo debe dejarse llevar por los juicios mediáticos, que por cierto, son a los que más atención les pone, habiendo innumerables denuncias que duermen el sueño de los justos.

RECIENTE. No hay que confundir éste caso con otro que acaba de aparecer recientemente y donde dos hermanos acusados de extorsión, van a ser liberados por que demostraron haber sido torturados para arrancarles la confesión. Es decir, la mazorca se empieza a desgranar y si realmente se lleva a cabo una investigación a fondo, pueden salir a la luz muchos más casos donde las declaraciones les fueron arrancadas a base de tortura, con el único fin de demostrar que se estaba trabajando. Estos hechos ocurrieron durante la administración pasada, forman parte de la terrible corrupción que rodeó a César Duarte y su aparato de justicia.. Ahora se ha llegado el momento de poner a cada quien en el lugar que les corresponde, incluyendo la cárcel.