imagotipo

EL VERDADERO CONTRAPESO

  • José Fernando Porras Olmedo

En esta ocasión quiero tocar el tema de la oposición dentro de un gobierno, ya sea federal, estatal o municipal sin importar el partido político e independiente.

Cuando una administración no está haciendo las cosas bien, lo correcto es que los partidos de oposición sean quienes señalen esos errores voluntarios e involuntarios, toda vez que ese es el verdadero contrapeso que debe existir para equilibrar la función pública a favor de los ciudadanos y del bien común.

Aunque parezca increíble en nuestro Estado de Chihuahua aún existen municipios donde no se acostumbra que la oposición hable, señale y detenga obras que la administración municipal esté haciendo mal, incluso actos de corrupción, actos que muchas veces no son señalados por la oposición porque la oposición simplemente se queda callada por miedo, otras por comodidad y también otras veces por complicidad a cambio de sumas de dinero.

En algunos municipios que por primera vez la oposición se ha atrevido a señalar, cuestionar y pelear para que las cosas se hagan bien, se corrijan errores, algunos personajes de la administración municipal en turno lo toman como actos a título personal pero en realidad no es así, esta es la verdadera democracia, donde a todo mundo se le permita expresarse, señalando al dar su opinión, manifestándose abiertamente y cada quien desde su trinchera deberá hacer el trabajo que le corresponda.

La madurez política se alcanza precisamente escuchando todas las voces, voces oficiales de los partidos políticos, sobre todo de la población y de los ciudadanos, por lo tanto no debemos ofendernos ni asustarnos por la crítica, al contrario eso engrandece los gobiernos y beneficia al ciudadano común quien es al final de cuentas es quien decide como debe gobernarse un pueblo, basándonos que el ciudadano es quien tiene el poder.

Nuestra constitución política mexicana estipula en el artículo 39 que el poder reside en el pueblo y éste tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno. Invito a todo mexicano a que haga valer sus derechos y exija a todos los políticos como alcaldes, síndicos, gobernadores, diputados, senadores, presidente de la República a que cumplan su palabra, sean honestos y sobre todo cumplan con el mandato que el pueblo les otorgó.

Agradezco a Rafael Navarro Barrón y a Luis Carlos Carrasco, directivos de este periódico por permitirme hacer uso de mi derecho de la libre opinión que me otorga precisamente nuestra Carta Magna de la libre expresión.

Correo: lic.fernandoporras@gmail.com