imagotipo

En la Mira de El Teniente Errada

  • Arturo Ramirez

DECLARAN. Bajo el número de expediente 37-2017-0044157 del día 11 del mes próximo pasado, varios policías municipales fueron acusados de robo, tortura, abuso de autoridad y demás que resulten. Los policías  fueron llamados a declarar en la Fiscalía, donde se les dio a conocer que serían vinculados a proceso. Esta decisión del Agente del Ministerio Público, lamentablemente provocó una reacción de venganza en contra de la persona que los denunció. Es necesario mencionar que estos Torquemadas se quedaron con la identificación oficial, donde se ubica su domicilio.

VENGANZA. A través de varias personas la llamada “comandante”, una mujer gorda y chaparra, le ha estado enviando amenazas de muerte, indicándole que lo van a tirar en el Camino Real. Pero no solo eso, nuevamente el viernes por la mañana se presentaron varios policías a su domicilio para “investigarlo”, ya que supuestamente, un chofer de un Uber les había mencionado que le vendió droga en la madrugada. Entre los policías municipales que acudieron a su domicilio iba un individuo encapuchado, sin uniforme, con dentadura de metal, alto de estatura, delgado, el cual de manera cobarde lo volvió a golpear.

INTELIGENCIA. Cuando lo golpeó, el detenido lo retó a que lo hiciera a puño limpio y sin ayuda e incluso les dijo que ése sujeto con dentadura de metal, era uno de los que había participado la vez anterior en la tortura y que a lo mejor ni policía era porque no andaba uniformado. Los policías le respondieron que era de ‘inteligencia’. Imagínese que triste tener elementos de inteligencia tan estúpidos e ignorantes dentro de la policía municipal, probablemente era una “madrina” de las que suelen utilizar para robar y asaltar.

PROTESTA. Cuando lo golpeó cobardemente, ya que los otros policías lo detuvieron para que lo golpeara, el detenido le dijo que no lo golpeara y de inmediato se retiró a refugiarse en la unidad policiaca. Estos sujetos indudablemente fueron enviados parabuscar a como de lugar defenderse de la grave acusación de que han sido objeto y que definitivamente ahora tendrán que pisar la cárcel y ser despedidos, por ello buscan la venganza.

HISTORIA. Fue el viernes ocho del mes de diciembre, cuando varios policías llegaron hasta el domicilio del afectado a bordo de varias unidades, una identificada con el numero 105 al parecer de la unidad K 9, quienes, como acostumbran, lo acusaron de vender droga. Al no encontrarle nada, la  mujer dizque comandante le robó 5 mil pesos de su cartera los cuales distribuyó de inmediato, peleándose miserablemente entre ellos por los 35 pesos de cambio que traía en la bolsa.

TORTURA. Después lo llevaron hasta donde era una estación de transferencia de basura, ubicada frente a las oficinas de gobierno estatal y ahí fue torturado duramente. Lo desnudaron, le pusieron una bolsa de plástico en la cabeza, le echaron agua por la nariz y lo golpearon duramente en el vientre y en los riñones. Luego de torturarlo lo llevaron detenido a la estación universidad, lo que anteriormente era la estación Aldama y ahí lo cargaron con dosis de cocaína y marihuana.

CIEGOS. Pese a que el juez, indudablemente cómplice de éstos sujetos, lo vio todo golpeado y asustado, nada hizo para enviarlo ante un médico. Ahora sabemos que algunos de estos jueces de barandilla, cuando detienen a individuos que pertenecen a grupos de los aztecas, de inmediato los sueltan en cuanto les hacen una llamada telefónica, porque los tienen arreglados.

DENUNCIA. Nuevamente este mismo día, el afectado, víctima de estos delincuentes disfrazados de policías municipales, volverán a ser acusados ante la Fiscalía, ante Derechos Humanos y ahora también en Asuntos Internos, haber si de  algo sirve. Lo grave de ésta situación es que el Secretario de Seguridad Pública, tal parece que los está protegiendo, pues no ha movido un solo dedo para cesarlos y consignarlos, pese a que ya hay una denuncia de por medio ¿ó será que le entregan muy buenos dividendos?

FIESTAS. Estos individuos que ahora sabemos también cobran cuotas en los lupanares ubicados principalmente en la calle Gómez Morín, se mantienen de fiesta cuando salen de su trabajo, gastando lo que le roban a personas que no tienen manera de defenderse por temor a denunciar a éstos desgraciados que se quedan con las identificaciones oficiales. Este año es el “año de Hidalgo”, por ello andan buscando robar lo más que se pueda para evitar volver a su anterior miserable vida.

CUENTO. Son cientos de denuncias las que existen en contra de la policía municipal, unas por robo, otras por “cargarlos con droga” y desde luego por abuso de autoridad. Los Agentes del Ministerio Público ya están hartos de que siempre les llevan a las mismas personas, ya saben cómo se las gastan estos “policholos” y siempre los detenidos quedan en libertad, pues difícilmente se les puede comprobar el delito por el cual son acusados. Los detenidos siempre son “cargados” con droga para poder ser consignados a la Fiscalía.

MEDICO. Pero no crea que solamente la corrupción invade a la policía y a los jefes policiacos, también tenemos una denuncia muy grave en contra del doctor Moisés Rincón Reyes, quien asegura ser Neurólogo Pediatra y que también labora desafortunadamente en el Hospital Infantil. Este señor cobra a 800 pesos la consulta de manera particular.

PEQUEÑO. Un niñito de tan solo 11 meses de nacido, sufrió una alteración nerviosa que le provocaba temblores y torcía sus ojitos como si se fuera a convulsionar. Lo tuvieron internado 15 días en el Hospital Infantil sin que se le mejorara su salud. Le recetaron incluso medicina que no era para la enfermedad que se suponía el tenía. Su abuela desesperada tuvo que acudir a el consultorio de este médico Moisés Rincón, el cual prácticamente los estafó.

ENGAÑO. Al conocer la abuela del menor que el médico también atendía los niños en el Hospital Infantil, le pidieron que lo atendiera y les dijo que si, pero a la hora de la verdad de plano se rajó, dijo que no podía atenderlo, que solamente de manera privada, es decir, en su consultorio. No es el único caso que se ha presentado en el Hospital Infantil a donde lamentablemente solo acude la gente de escasos recursos económicos.

DESESPERADA. La madre desesperada acudió a un hospital de El Paso, donde está siendo atendido de todo, menos de lo que le indicaron que tenía en el Hospital Infantil. El menor se encuentra muy bien de salud e incluso esta misma semana será dado de alta. Las autoridades de Migración hasta le extendieron a la madre una visa humanitaria para que estuviera al cuidado de su pequeño por el tiempo necesario.

DESCONFIANZA. Muy lamentable que ahora los mexicanos ya no podemos tener confianza en nadie. Los Magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, han caído en la corrupción. Los Magistrados Estatales, Los Jueces penales y civiles, los Notarios Públicos, sobre todo aquellos a quienes Duarte les regaló su firma para nombrarlos. Si estos funcionarios son unas ratas, imagínese más abajo como está la corrupción y lamentablemente la desconfianza ya es generalizada, ni a quién creerle mucho menos a quien irle.