imagotipo

RÁFAGAS

  • RÁFAGAS

–Política y violencia en Cuauhtémoc

–Ruta para reconstrucción del PRI

–Morena toma control del Congreso

NOROESTE.- En materia de seguridad, dicen que hay que voltear a ver la puerta de entrada a la sierra, Cuauhtémoc, y punto neurálgico de la actividad criminal en el noroeste del estado, en especial por la llegada de Morena al poder municipal, con el alcalde Carlos Tena Nevárez.

NOROESTE I.- Amenazas veladas a regidores, fortalecimiento de algunas células delincuenciales en la región y hasta el asesinato de Jesús Manuel Moncada, aspirante de Morena presidente seccional de Anáhuac, podrían ser hechos ligados, conectados, y que casualmente se registraron en los días de transición entre la administración del panista Humberto Pérez Holguín y la de Tena Nevárez.

ATENCIÓN.- Cuauhtémoc, dicen, nunca ha dejado de ser un foco rojo, de ahí la intervención de las fuerzas estatales en la materia de seguridad y el asiento de los operativos contra el narco, pero si la administración municipal anda por su cuenta, con otras prioridades y hasta dando de qué hablar, podría tornarse más crítica y preocupante la situación.

PODERES.- A eso hay que sumarle, señalan, que el alcalde no resulta muy cómodo para los poderes reales de la región, por sus antecedentes en la protesta y otros negocios no propiamente formales.

ALCALDE.- El alcalde Tena y la nueva administración, eso por un lado. Por otro está la insistencia de la Comisión Estatal de Seguridad, al mando de Óscar Alberto Aparicio y del jefe operativo Álvaro Serrano, de mantener el mando de la policía en el municipio, lo que también levanta sospechas y genera temores.

“CENTAVEROS”.- La insistencia por el control de la seguridad –aunque habría que entrecomillar el término seguridad- se da en medio de una ola de reclamos y denuncias contra las fuerzas estatales, por andar de “centaveras” no sólo en Cuauhtémoc, sino en todos los municipios de la región donde hacen presencia.

“CENTAVEROS” I.- Los señalamientos al desorden que provocan las fuerzas estatales, que se entremezclan con las federales y a veces hasta chocan, no son nuevos, pero se advierte un aumento natural porque no hay ni habrá, ahora menos, una labor coordinada en una materia que requiere de la voluntad y la cooperación de todos.

NEGRO.- De ahí que los pronósticos para la región no sean alentadores, pues se observa un negro panorama por los que conocen de esa mezcla de política y delincuencia, que explica en gran medida la inestabilidad en amplias zonas del estado.

PANISMO.- Por cierto, en la despedida del exalcalde de Cuauhtémoc, Humberto Pérez, el gobernador Javier Corral anunció que lo incorporaría a su equipo de trabajo en el Gobierno del Estado, sin decirle dónde ni cómo, pero llegó al lugar de Guillermo Luján Peña en la Dirección General de Administración de la Secretaría de Hacienda.

PANISMO I.- Bueno, pues algunos panistas, de esos que constantemente se quejan de que el nuevo amanecer no los incluye en la nómina y nomás les cargan las malas del gobierno y no las buenas, dicen que por fin en la figura de un exalcalde, hijo de un militante albiazul reconocido además, hay posibilidad de abrir camino.

DERROTA.- Lo malo, critican, es que sea a un exalcalde que fue derrotado de todo a todo en su municipio, lo que es mala señal para cualquiera, ya que Morena arrasó con todo el PAN de la región, y no nada más por el efecto López Obrador, también porque no hubo buenos resultados de la gestión municipal y estatal. No se pueden cerrar los ojos a eso, señalan.

TRABAJO.- El que anda haciendo intenso trabajo de campo es Luis Carlos “Capi” Arrieta, quien aspira a ser el sucesor de Jesús Velázquez en la Confederación Nacional Campesina en el Estado, por ello se reunió con ejidatarios y comuneros de comunidades del municipio de Ascensión y ahí les presentó algunos de sus proyectos.

INMERSO.- Actualmente Arrieta se encuentra inmerso en la tarea de recorrer el estado, en busca de obtener el apoyo necesario para llegar a la dirigencia estatal de la CNC; el mensaje ha sido claro pero sin echarle mucha tierra a Velázquez, hasta eso, sólo con la petición de que ya suelte la dirigencia que ha tenido durante seis años.

PACIENTE.- “El Capi” ha expuesto que ha sido paciente en esperar a que pasaran los tiempos electorales, pero éstos ya se cumplieron, con los resultados ya de todos conocidos, para manifestar su aspiración y por lo tanto aclaró que exigirá que el Comité Ejecutivo Nacional haga el lanzamiento de la convocatoria para la renovación de la CNC.

PATRONATO.- De la dirigencia estatal del PRI nos aclaran que el donativo del sueldo de Omar Bazán como diputado local no tiene como destino una escuela de su propiedad, menos un negocio, sino que es el patronato de planteles del Instituto de Estudios Superiores de Chihuahua e Instituto Tecnológico de Contabilidad, Mercadotecnia y Administración, que atienden a jóvenes de muy escasos recursos.

SIMULACIÓN.- No hay simulación alguna en la decisión del dirigente tricolor, aseguran, pues él forma parte de este patronato de ayuda social desde hace años, junto con otras personas que jamás han publicitado y que ahora tampoco pretenden hacerlo, la labor que realizan.

DELEGADO.- Para no dejar los terrenos tricolores, el exdirigente estatal del PRI, Mario Trevizo Salazar, fue designado como delegado para el PRI Municipal, donde despacha Fermín Ordóñez.

DELEGADO I.- El nuevo enviado del Comité Directivo Estatal para la dirigencia municipal tricolor fue presentado en reunión con líderes seccionales de la capital, los cada vez menos que quedan en la reducida nómina política priista, como pieza importante para la reconstrucción del partido.

DIAGNÓSTICO.- El también ex secretario general de Gobierno llega después de encabezar la Comisión Estatal de Diagnóstico del PRI, ese análisis producto del ejercicio de escuchar, pasada la tragedia electoral, a las bases priistas, que ahora enfrentan el reto mayor de existir y no desaparecer como partido.

EXISTENCIA.- Dentro del reto de subsistir como PRI, llamó la atención la inclusión de los chihuahuenses José Reyes Baeza y Graciela Ortiz González, en posiciones del Comité Ejecutivo Nacional, como secretario de Acción Electoral y como secretaria general adjunta, respectivamente.

RUTA.- La ruta para la reconstrucción priista, dicen, no sólo pasa por la necesaria limpia de los escombros que dejó el sexenio de Enrique Peña Nieto y ese nuevo PRI que llevó al poder a ilustres personajes como César Duarte; también pasa por la inclusión de cuadros experimentados que, pese a todo, hasta las derrotas son activos tricolores que no se doblan ni pierden la verticalidad con las zarandeadas de los nuevos tiempos políticos.

MORENA.- En el reparto de las comisiones y la instalación en forma del Congreso del Estado, el ganón fue sin duda el diputado Miguel Ángel Colunga, pues además de liderar el rebaño de Morena, es el presidente de la Junta de Coordinación Política y se quedó a la cabeza de la Comisión de Fiscalización, una de las más importantes del Legislativo. De las pocas importantes, en realidad, de las 33 que existen para dar a cada diputado una.

ANTICORRUPCIÓN.- El coordinador legislativo de Morena no se descuidó, evidentemente, pues además logró para su grupo la Comisión Anticorrupción, que encabezará Ana Carmen Estrada, con lo que cierra la pinza en la materia, por si algún dictamen se cambiaba de una a otra.

JUSTICIA.- También el Partido Encuentro Social, aliado de Morena, con Marisela Sáenz Moriel se quedó con la Comisión de Justicia, a la que le viene bastante carga de trabajo en los siguientes meses.

GOBERNACIÓN.- Pero además las comisiones de Gobernación, primera y segunda, quedaron en manos del panista Miguel La Torre y el dirigente priista Omar Bazán, dos opositores al Palacio de Gobierno, pese al signo azul del primero; y en las demás, parece que Morena se las ingenió para tener equilibrios que le dieran ventaja en la dictaminación.

HACIENDA.- La Comisión de Programación, Presupuesto y Hacienda Pública fue la única, de las importantes, de las que no son sólo para entretenerse con asuntos irrelevantes, que quedó para el PAN, con el deliciense Jesús Valenciano, quien fue el único que pudo repetir, aunque no tendrá fácil los acuerdos a juzgar por la nueva integración que tiene.

TORTAS.- En el reparto, el que se quedó como el perro de las dos tortas fue Rubén Aguilar Jiménez, del Partido del Trabajo, quien ahora se queja de una traición por parte de Morena, pero, según los que saben, nunca se contempló como aliado legislativo, como el PRI o Encuentro Social, pues su cercanía, por cuestión de negocios sobre todo, con el Palacio de Gobierno, es más que suficiente.

TORTAS I.- Don Rubén no fue apoyado por Morena para tener participación en la Comisión de Hacienda, pero tampoco por el PAN, que se negó a cederle uno de sus espacios, pues ello le implicaría al albiazul perder más control del que ha perdido.

CONTROL.- Tras este reparto, queda muy claro que quien tomó el control del Congreso del Estado es Morena, con el PRI y el PES de aliados. Y apenas viene lo bueno, los relevos en las áreas técnicas. Esto es un anticipo, a la vista de los conocedores, de lo que viene, un Legislativo verdaderamente opositor, es lo que tendrá el gobernador Javier Corral enfrente para lo que resta de su administración.

 

NOS INTERESA SU OPINIÓN, escríbanos al correo electrónico de Ráfagas: rafagas@elheraldodechihuahua.com.mx