/ miércoles 5 de diciembre de 2018

Jefa de GM dice sería "muy costoso" trasladar producción de SUVs en México

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores estadounidenses

La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo el miércoles que la automotriz está cerca de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y agregó que sería "muy costoso" trasladar el montaje a una planta en Estados Unidos.

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme el vehículo en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando.

Barra afirmó que la Blazer será "lanzada en los próximos días". Agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

La ejecutiva prometió mantener una "mente abierta" sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan.

Dos senadores de Ohio y otros legisladores estadounidenses han presionado a Barra para que traslade producción desde México o construya vehículos eléctricos en la planta Lordstown Assembly en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar.

"Quiero asegurarme de que la fuerza laboral sabe que hay limitaciones y que tenemos un exceso de capacidad en el país", dijo Barra, instando a los empleados en las plantas que serán cerradas que consideren seriamente las ofertas de GM para trabajar en otras zonas del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a GM la semana pasada que la compañía "mejor" debía hallar un nuevo vehículo para construir en la planta en Ohio, estado que podría ser clave para sus posibilidades de ganar la reelección en 2020.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, Barra no respondió directamente, pero dijo que entiende la fuerte reacción en Washington.

"Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación", afirmó Barra.

GM dijo la semana pasada que cerraría cinco plantas de montaje en Norteamérica el próximo año y recortaría hasta 15.000 puestos de trabajo. La empresa atribuyó la necesidad de la reestructuración a una desaceleración de las ventas de autos.


La presidenta ejecutiva de General Motors, Mary Barra, dijo el miércoles que la automotriz está cerca de lanzar la producción de su modelo Chevrolet Blazer en México y agregó que sería "muy costoso" trasladar el montaje a una planta en Estados Unidos.

GM anunció en junio que construiría la Blazer en México, lo que motivó críticas y presiones de algunos legisladores para que arme el vehículo en alguna de las plantas de montaje que la compañía está paralizando.

Barra afirmó que la Blazer será "lanzada en los próximos días". Agregó que GM planea iniciar la producción de varios vehículos nuevos en Estados Unidos, incluidos dos nuevos modelos de Cadillac que se montarán en Michigan el próximo año.

La ejecutiva prometió mantener una "mente abierta" sobre el futuro de una planta en Ohio que perderá parte de su producción de vehículos, pero advirtió que la automotriz de Detroit tiene un exceso de capacidad y no sugirió que la empresa esté reevaluando su plan.

Dos senadores de Ohio y otros legisladores estadounidenses han presionado a Barra para que traslade producción desde México o construya vehículos eléctricos en la planta Lordstown Assembly en su estado, que la compañía ha dicho que pretende cerrar.

"Quiero asegurarme de que la fuerza laboral sabe que hay limitaciones y que tenemos un exceso de capacidad en el país", dijo Barra, instando a los empleados en las plantas que serán cerradas que consideren seriamente las ofertas de GM para trabajar en otras zonas del país.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a GM la semana pasada que la compañía "mejor" debía hallar un nuevo vehículo para construir en la planta en Ohio, estado que podría ser clave para sus posibilidades de ganar la reelección en 2020.

Cuando se le preguntó sobre los comentarios de Trump, Barra no respondió directamente, pero dijo que entiende la fuerte reacción en Washington.

"Entiendo que esto es algo que impacta al país y entiendo que hay mucha emotividad y preocupación", afirmó Barra.

GM dijo la semana pasada que cerraría cinco plantas de montaje en Norteamérica el próximo año y recortaría hasta 15.000 puestos de trabajo. La empresa atribuyó la necesidad de la reestructuración a una desaceleración de las ventas de autos.


Local

Asesinan a uno y hieren a otro en la colonia Plutarco Elías Calles

Hasta este momento no se ha dado a conocer si hay personas detenidas por este hecho

Local

Migrantes en la mira de células delictivas

Al no conseguir un trabajo por la falta de papeles

Política

Red Nacional de Refugios critica a Gobierno por política de protección a mujeres

Afirmó que que la idea de replicar el nuevo modelo de atención a víctimas al resto del país es mala ya que cada región tiene problemáticas diferentes

Sociedad

Sección 22 de la CNTE da el último adiós a Rubén Núñez

En el edificio sindical en Oaxaca, colgaron una manta en donde se puede leer: “Rubén no murió, la Reforma lo mató”, ahí mismo el féretro fue cubierto con la bandera nacional

Mundo

El príncipe Carlos inicia su primera visita a Cuba

El heredero de la corona británica, acompañado de su esposa Camila, duquesa de Cornualles, depositó flores ante el monumento a Martí en la Plaza de la Revolución

Sociedad

Muere pareja de jóvenes al no abrirse su paracaídas

Los cuerpos fueron encontrados cerca de la Autopista del Sol tras caer de una altura aproximada de 400 metros

Justicia

Dan prisión preventiva a presunto asesino del periodista Santiago Barroso

Omar "N" será recluido en el en el Centro de Reinserción Social

Mundo

Las fechas claves en la investigación del rusiagate

La investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales en Estados Unidos en 2016 comenzó mucho antes de que el fiscal especial Robert Mueller fuera nombrado