/ miércoles 18 de septiembre de 2019

Mexicanos huyen de sus estados por temor a ser asesinados

Viven en el puente fronterizo Zaragoza

Ciudad Juárez, Chihuahua.- “O huyes de la violencia o te matan”, dijo Jesús, un mexicano originario de Michoacán quien desde hace dos semanas habita en una banqueta frente al Puente Internacional Zaragoza, en espera para cruzar a Estados Unidos.

El flujo migratorio de personas mexicanas ha invadido Ciudad Juárez en las últimas semanas a tal grado que entre 250 a 300 personas viven actualmente en ese cruce fronterizo.

Con carpas, casas de campaña, colchonetas y cobijas, han adoptado los espacios previos al puente, para vivir y esperar cruzar por el llamado “sueño americano”.

“Vendimos todo en Michoacán y nos venimos para acá, queremos llegar a Modesto California, tenemos dos semanas viviendo aquí, hay una lista, van por número y cómo vas llegando te van pasando”, dijo el hombre, quien tiene el número 105 de espera en ese lugar.

De acuerdo con los migrantes, la espera en ese punto de la ciudad se puede alargar hasta por tres meses, ya que existen días en que las autoridades americanas no llaman a ni una sola persona para revisar su caso.

Somos migrantes de Jalisco, Michoacán, Guerrero, quienes estamos aquí. Todo es por la violencia, no hay trabajo y no se puede vivir así o te matan o te llevan con ellos o si tienes suerte te sales de ahí. Es el narco y el gobierno porque denuncias y te terminan matando

Jesús llegó a Ciudad Juárez, con su esposa y su hijo de dos años ocho meses quien sufre de convulsiones, además de su mamá y otros familiares.

“Si nos vamos a los albergues nos borran de la lista y no podemos seguir esperando más tiempo, dicen que ahí es mucho más tiempo de espera; aquí pasan lista y sino estas te borran”, agregó.

Ayer en un recorrido realizado por El Mexicano por el Puente Internacional Zaragoza se logró constatar la situación, donde en la banqueta de la calle Rio Hondo, a un costado del cruce, se localizan decenas de connacionales.

Algunos han optado por poner casas de campaña, colchas, colchonetas y hasta lonas para cubrirse del sol y de la lluvia que se ha registrado en los últimos días.

En las mallas ciclónicas de los negocios aledaños tienden la ropa que a diario lavan en ese lugar y es en la Aduana Mexicana donde acuden al baño y a asearse.

Estamos olvidados, aquí no ha venido ninguna autoridad a ayudarnos y los mismos mexicanos nos ven con cara de desprecio porque estamos abarcando sus espacios expresó otro migrante que ahí habita.

Los mexicanos que ahí habitan necesitan el apoyo de la ciudadanía con comida, colchas, cobijas y ropa para los menores que ahí viven y que en su mayoría tienen menos de 10 años.

Hasta la tarde de ayer no recibían ningún tipo de ayuda de las autoridades tanto municipales como estatales, de acuerdo con lo que comentaron.

Te puede interesar:

Ciudad Juárez, Chihuahua.- “O huyes de la violencia o te matan”, dijo Jesús, un mexicano originario de Michoacán quien desde hace dos semanas habita en una banqueta frente al Puente Internacional Zaragoza, en espera para cruzar a Estados Unidos.

El flujo migratorio de personas mexicanas ha invadido Ciudad Juárez en las últimas semanas a tal grado que entre 250 a 300 personas viven actualmente en ese cruce fronterizo.

Con carpas, casas de campaña, colchonetas y cobijas, han adoptado los espacios previos al puente, para vivir y esperar cruzar por el llamado “sueño americano”.

“Vendimos todo en Michoacán y nos venimos para acá, queremos llegar a Modesto California, tenemos dos semanas viviendo aquí, hay una lista, van por número y cómo vas llegando te van pasando”, dijo el hombre, quien tiene el número 105 de espera en ese lugar.

De acuerdo con los migrantes, la espera en ese punto de la ciudad se puede alargar hasta por tres meses, ya que existen días en que las autoridades americanas no llaman a ni una sola persona para revisar su caso.

Somos migrantes de Jalisco, Michoacán, Guerrero, quienes estamos aquí. Todo es por la violencia, no hay trabajo y no se puede vivir así o te matan o te llevan con ellos o si tienes suerte te sales de ahí. Es el narco y el gobierno porque denuncias y te terminan matando

Jesús llegó a Ciudad Juárez, con su esposa y su hijo de dos años ocho meses quien sufre de convulsiones, además de su mamá y otros familiares.

“Si nos vamos a los albergues nos borran de la lista y no podemos seguir esperando más tiempo, dicen que ahí es mucho más tiempo de espera; aquí pasan lista y sino estas te borran”, agregó.

Ayer en un recorrido realizado por El Mexicano por el Puente Internacional Zaragoza se logró constatar la situación, donde en la banqueta de la calle Rio Hondo, a un costado del cruce, se localizan decenas de connacionales.

Algunos han optado por poner casas de campaña, colchas, colchonetas y hasta lonas para cubrirse del sol y de la lluvia que se ha registrado en los últimos días.

En las mallas ciclónicas de los negocios aledaños tienden la ropa que a diario lavan en ese lugar y es en la Aduana Mexicana donde acuden al baño y a asearse.

Estamos olvidados, aquí no ha venido ninguna autoridad a ayudarnos y los mismos mexicanos nos ven con cara de desprecio porque estamos abarcando sus espacios expresó otro migrante que ahí habita.

Los mexicanos que ahí habitan necesitan el apoyo de la ciudadanía con comida, colchas, cobijas y ropa para los menores que ahí viven y que en su mayoría tienen menos de 10 años.

Hasta la tarde de ayer no recibían ningún tipo de ayuda de las autoridades tanto municipales como estatales, de acuerdo con lo que comentaron.

Te puede interesar:

Local

Portada 22 de octubre del 2019

Compra nuestro periódico en Oxxo´s Del Rios, Circle K, González

Local

Portada 22 de octubre del 2019

Compra nuestro periódico en Oxxo´s Del Rios, Circle K, González

Finanzas

Por quinta vez, AMLO propone a Ángel Carrizales para un cargo energético

Fue elegido como aspirante a la Comisión Nacional de Hidrocarburos

Mundo

"Vaticano no corre riesgo", niegan estar al borde de la quiebra

El cardenal Rodríguez Maradiaga aseguró que "parece que lo que está en marcha es una estrategia para desacreditar al Papa"