/ jueves 5 de septiembre de 2019

Ser invidente no ha sido obstáculo para alcanzar sus metas

Venció la adversidad y ahora es jefa de trabajo social

El ser una invidente rebelde que siempre tratara de ir en contra de la corriente, sin seguir el camino de sus compañeros la llevó a ser la mujer preparada y exitosa que es ahora, encargada del departamento de trabajo social en la industria maquiladora Foxconn.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Claudia Luna, es una mujer que perdió la vista a la edad de 8 años, secuela de sarampión y de una intoxicación que le causó el medicamento, provocándole un síndrome denominado como Stevens Johnson.

A partir de allí, le tocó enfrentarse al cambio que le había jugado el destino, lo cual nunca significó para ella un obstáculo para alcanzar sus metas y continuar su propósito de vida.

FOTO: Olga Casas

“La expectativa de vida de las personas que tienen esta discapacidad visual, normalmente es estudiar música, irse a pedir dinero fuera de una iglesia, pero cuando a mi me tocaba enfrentarme con esas situaciones yo decía que no, porque yo tenía otras expectativas que no tenían porque limitarme o reducirme a vivir así”, expresó.

“Una de las cosas más difíciles, fue cuando un doctor me dijo: jamás en tu vida vas a poder volver a ver, deja de regalarle tu dinero a los doctores no hay poder humano que te haga volver a recuperar tu vista, mejor dedícate a buscar algo que si puedas hacer”, añadió.

Al enterarse de que no podría volver a ver, prosiguió con su vida de manera habitual, continuando con sus estudios, sin la necesidad de asistir a alguna institución especial, hasta que se graduó de la universidad, recibiéndose de la licenciatura en Trabajo Social, luego de que mucha gente dudara de su capacidad para estudiar una carrera.

FOTO: Olga Casas

Todo lo que ella aprendió fue por medio auditivo, nunca quiso aprender el modelo de braille, porque se le hacia una forma lenta de aprender.

Siempre rompía con el prototipo de los ciegos, me metía a los grupos de gimnasia, baile y la gente me miraba raro, me discriminaban y esto al final de cuentas me ayudo para desarrollar habilidades motoras

Tocó muchas puertas, de las cuales en ninguna la aceptaban por el hecho de ser una mujer invidente, pero nunca desistió a hacerse a la idea, porque ella creía que en algún lugar le darían trabajo.

Y fue así, cuando comenzaron a llegarle las oportunidades laborales como consejera de personas con VIH, rehabilitadora de gente con discapacidad y en la dirección general de salud en el municipio hasta llegar a Foxconn en el 2012.

Al principio, inició con un proyecto ‘ningún ciego sin bastón’ que consistía en entrenar a las personas con discapacidad visual que había en la maquiladora, donde pudieran ser independientes sin necesitar la ayuda del bastón, para después convertirse en un programa de inclusión en la empresa.

Se considera activista y promotora de los derechos humanos de las personas con discapacidad, siendo una de las primeras en promover los asientos especiales en los transportes públicos.

A lo largo de su vida, se ha certificado de manera profesional en la especialidad de personas con discapacidad, así como ha sido fundadora de institutos que ayudan a capacitarlos para que puedan desenvolverse dentro de alguna empresa, incorporándolos a ellas.

A través de su trayectoria ha logrado reconocimientos distintivos, entre ellos la presea Natalio kisnerman la asociación de trabajadoras sociales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), así como la medalla al merito como cátedra patrimonial de la misma institución.

Para Claudia, el llegar hasta el lugar en donde esta posicionada a sus 42 años en el sector industrial a pesar de su discapacidad, es algo que la motiva a seguir por el camino que hasta ahora continua, sin escuchar las limitaciones que la sociedad te puede poner.

“La barrera más grande para nosotros, no son las banquetas, la falta de accesibilidad, no es desarrollar un determinado trabajo, sino la falta más grande, es la falta de cultura y de respeto hacia la discapacidad, las barreras físicas las brincas, pero la actitud de las personas, no la puedes vencer”

Mi papá, siempre me hizo llevar una vida igual que los demás

Dijo haber llegado hasta donde esta, gracias a que nunca fue una persona que se sentara a llorar sus penas, ni mucho menos mencionar la palabra no puedo o no pude, además, gracias a su familia que le dio esa seguridad para cumplir lo que se proponía.

“Mi papá, siempre me hizo llevar una vida igual que los demás, me decía: nomas eres ciega, lo demás te funciona, todo tiene una manera, búscala hasta que la encuentres, nunca permitas que nadie pase por encima de tu dignidad como persona”, fue así que después entendió que realmente algún día se toparía con un mundo que la haría pensar de esa manera y darle la razón a su padre.

Su rutina comienza a partir de las 3:30 de la mañana, debido a que hace una hora y media para llegar a la industria maquiladora Foxconn en San Jerónimo, en la cual, actualmente, laboran cerca de 40 personas invidentes y que esta por abrir más vacantes con esta discapacidad visual.

También te puede interesar:

El ser una invidente rebelde que siempre tratara de ir en contra de la corriente, sin seguir el camino de sus compañeros la llevó a ser la mujer preparada y exitosa que es ahora, encargada del departamento de trabajo social en la industria maquiladora Foxconn.

RECIBE LAS NOTICIAS DIRECTO EN TU WHATSAPP, SUSCRÍBETE AQUÍ

Claudia Luna, es una mujer que perdió la vista a la edad de 8 años, secuela de sarampión y de una intoxicación que le causó el medicamento, provocándole un síndrome denominado como Stevens Johnson.

A partir de allí, le tocó enfrentarse al cambio que le había jugado el destino, lo cual nunca significó para ella un obstáculo para alcanzar sus metas y continuar su propósito de vida.

FOTO: Olga Casas

“La expectativa de vida de las personas que tienen esta discapacidad visual, normalmente es estudiar música, irse a pedir dinero fuera de una iglesia, pero cuando a mi me tocaba enfrentarme con esas situaciones yo decía que no, porque yo tenía otras expectativas que no tenían porque limitarme o reducirme a vivir así”, expresó.

“Una de las cosas más difíciles, fue cuando un doctor me dijo: jamás en tu vida vas a poder volver a ver, deja de regalarle tu dinero a los doctores no hay poder humano que te haga volver a recuperar tu vista, mejor dedícate a buscar algo que si puedas hacer”, añadió.

Al enterarse de que no podría volver a ver, prosiguió con su vida de manera habitual, continuando con sus estudios, sin la necesidad de asistir a alguna institución especial, hasta que se graduó de la universidad, recibiéndose de la licenciatura en Trabajo Social, luego de que mucha gente dudara de su capacidad para estudiar una carrera.

FOTO: Olga Casas

Todo lo que ella aprendió fue por medio auditivo, nunca quiso aprender el modelo de braille, porque se le hacia una forma lenta de aprender.

Siempre rompía con el prototipo de los ciegos, me metía a los grupos de gimnasia, baile y la gente me miraba raro, me discriminaban y esto al final de cuentas me ayudo para desarrollar habilidades motoras

Tocó muchas puertas, de las cuales en ninguna la aceptaban por el hecho de ser una mujer invidente, pero nunca desistió a hacerse a la idea, porque ella creía que en algún lugar le darían trabajo.

Y fue así, cuando comenzaron a llegarle las oportunidades laborales como consejera de personas con VIH, rehabilitadora de gente con discapacidad y en la dirección general de salud en el municipio hasta llegar a Foxconn en el 2012.

Al principio, inició con un proyecto ‘ningún ciego sin bastón’ que consistía en entrenar a las personas con discapacidad visual que había en la maquiladora, donde pudieran ser independientes sin necesitar la ayuda del bastón, para después convertirse en un programa de inclusión en la empresa.

Se considera activista y promotora de los derechos humanos de las personas con discapacidad, siendo una de las primeras en promover los asientos especiales en los transportes públicos.

A lo largo de su vida, se ha certificado de manera profesional en la especialidad de personas con discapacidad, así como ha sido fundadora de institutos que ayudan a capacitarlos para que puedan desenvolverse dentro de alguna empresa, incorporándolos a ellas.

A través de su trayectoria ha logrado reconocimientos distintivos, entre ellos la presea Natalio kisnerman la asociación de trabajadoras sociales de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), así como la medalla al merito como cátedra patrimonial de la misma institución.

Para Claudia, el llegar hasta el lugar en donde esta posicionada a sus 42 años en el sector industrial a pesar de su discapacidad, es algo que la motiva a seguir por el camino que hasta ahora continua, sin escuchar las limitaciones que la sociedad te puede poner.

“La barrera más grande para nosotros, no son las banquetas, la falta de accesibilidad, no es desarrollar un determinado trabajo, sino la falta más grande, es la falta de cultura y de respeto hacia la discapacidad, las barreras físicas las brincas, pero la actitud de las personas, no la puedes vencer”

Mi papá, siempre me hizo llevar una vida igual que los demás

Dijo haber llegado hasta donde esta, gracias a que nunca fue una persona que se sentara a llorar sus penas, ni mucho menos mencionar la palabra no puedo o no pude, además, gracias a su familia que le dio esa seguridad para cumplir lo que se proponía.

“Mi papá, siempre me hizo llevar una vida igual que los demás, me decía: nomas eres ciega, lo demás te funciona, todo tiene una manera, búscala hasta que la encuentres, nunca permitas que nadie pase por encima de tu dignidad como persona”, fue así que después entendió que realmente algún día se toparía con un mundo que la haría pensar de esa manera y darle la razón a su padre.

Su rutina comienza a partir de las 3:30 de la mañana, debido a que hace una hora y media para llegar a la industria maquiladora Foxconn en San Jerónimo, en la cual, actualmente, laboran cerca de 40 personas invidentes y que esta por abrir más vacantes con esta discapacidad visual.

También te puede interesar:

Local

Portada 22 de octubre del 2019

Compra nuestro periódico en Oxxo´s Del Rios, Circle K, González

Futbol

Bravos escala posiciones tras victoria ante Pachuca

La escuadra fronteriza se ubica en el sitio 15, con 14 puntos

Futbol

Bravitas vencieron a Liebres en amistoso

Por el receso que tuvieron en la jornada 15 del Torneo Apertura 2019 de la Liga MX Femenil

Deportes

Portada ESTO 22 de octubre del 2019

Consigue el apartado de Deportes en la compra de la versión impresa de El Mexicano