/ martes 12 de febrero de 2019

El Chapo, el rey de las drogas que pasará el resto de sus días en la cárcel

La leyenda de Guzmán Loera se dio tras la balacera de la discoteca "Christine" y el asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo

Joaquín El Chapo Guzmán, considerado el rey de las drogas tras dirigir el cartel de Sinaloa durante un cuarto de siglo, fue declarado culpable de narcotráfico tras casi 40 sesiones judiciales en las que más de una docena de sus antiguos aliados y socios delataron su extensa red de operaciones y su carácter despiadado.

Se han escuchado en la sala desde crueles asesinatos de miembros de su propia familia, colaboradores y narcotraficantes rivales, hasta pormenores del transporte y distribución de cientos de toneladas de estupefacientes, o supuestos pagos de sobornos a los más altos cargos de México, como el expresidente Enrique Peña Nieto.

Estas historias, contadas por 14 de los antiguos colaboradores de Guzmán Loera, sumadas a las de otros 42 testigos de la Fiscalía, son las que han llevado al jurado a alcanzar una conclusión tras seis días de deliberaciones.

Foto: Reuters


De niño se inicia en el mundo de las drogas

Nacido el 4 de abril de 1957 en el poblado La Tuna de Badiraguato, Sinaloa, y apodado El Chapo por su baja estatura, el todopoderoso emperador de las drogas se enfrenta ahora a una sentencia de cadena perpetua, tras ser culpable de, entre otros crímenes, enviar a EU cientos de toneladas de heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas.

El capo creció en una familia pobre en un rancho conocido como La Tuna y se inició en el mundo de las drogas a los 15 años cuando comenzó a cultivar y vender marihuana y opio, "la única manera de tener dinero para comprar comida y sobrevivir", según dijo en su entrevista con el actor Sean Penn.

Fue un hombre hábil que aprendió rápidamente el oficio del narcotráfico y comenzó a escalar, pero no siempre fue el capo más buscado.

Foto: Reuters

Su nombre empezó a tener resonancia a partir de la balacera de la discoteca "Christine", ocurrida en Puerto Vallarta, Jalisco, en 1992; así como en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en mayo de 1993 en el aeropuerto de Guadalajara y en la ejecución de Rodolfo Carrillo Fuentes en septiembre de 2004 en Culiacán.

El Chapo es primo lejano de los Beltrán Leyva, líderes de la organización del mismo nombre, y fue Arturo "El Barbas" quien impulsó la carrera de Guzmán Loera.

Se sabe que además de Arturo, Alfredo y Héctor Beltrán Leyva, a El Chapo se le vincula con Pedro Avilés, quien supuestamente es su tío.

Foto Cuartoscuro | Archivo

Avilés Pérez fue aliado de los tres fundadores del cártel de Guadalajara -que posteriormente se convirtió en el de Sinaloa-, Rafael Caro Quintero, Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, "Don Neto".

Los líderes del cártel de Guadalajara están acusados por el gobierno de Estados Unidos de la muerte del agente norteamericano Enrique "Kiki" Camarena en febrero de 1985.

Tras la fuga de El Chapo Guzmán de la prisión en 2001, éste rompió con sus parientes, ruptura que se acrecentó con la muerte de Arturo Beltrán, quien fue abatido por marinos en Morelos, el 16 de diciembre de 2009.

La celda 20 de donde se fugó el líder del Cártel de Sinaloa / Foto: Archivo Cuartoscuro

"Estratega e innovador"

El historial criminal por el que se le ha condenado comenzaría hasta los años 80, como lugarteniente y hombre de confianza de Miguel Ángel Félix-Gallardo, "El Padrino", fundador del primer cártel de Guadalajara.

Entonces, sin apenas estudios, El Chapo diseñó una estrategia para transportar cocaína y marihuana desde Colombia a Estados Unidos en aviones, que hacían el viaje de vuelta a México cargados de dólares.

Su captura y posterior escape significó para el actual gobierno, una serie de claroscuros que se encontraron entre aplausos y críticas / Foto: Archivo

Guzmán Loera fue partícipe en la disputa por la herencia de Miguel Ángel Félix Gallardo, enemigo mortal de los Arellano Félix, y socio de toda la vida de "El Güero" Palma Salazar.

Palma Salazar fue el predecesor de El Chapo al frente del cártel de Sinaloa y su compañero de celda en Puente Grande, hasta que fue extraditado a Estados Unidos en 2007 por la PGR.

Foto Especial

En los 90, con la detención en 1989 de Félix-Gallardo, El Chapo decidió ir por libre y crear el cártel de Sinaloa, que luchó contra sus rivales para hacerse con el control del narcotráfico en Guadalajara y que desde comienzos de esa década transportó la droga entre EU y México a través de túneles.

Conocido y admirado por su excéntrica vida de lujo, El Chapo amasó tal popularidad en Sinaloa que se convirtió en el protagonista de decenas de canciones, lo que no impidió que fuera arrestado por primera vez en 1993 y condenado a 20 años de prisión, desde donde siguió estando al cargo del cártel.

El poder y dinero acaparados por el emperador mexicano de las drogas llevaron a la revista Time a situarlo en 2009 entre las 100 personas más influyentes del planeta y a la publicación Forbes a incluirlo a partir de 2012 en la lista de las personas más ricas del mundo.

Foto: Especial

Salta a la fama

Más tarde saltó a la fama internacional con la serie televisiva que le dedicó Netflix en la que se narra su ascenso y caída como traficante, además de sus escandalosas fugas carcelarias.

La primera, la de la prisión de Puente Grande el 19 de enero de 2001, y la segunda y más conocida, del penal de El Altiplano el 11 de julio de 2015, de donde salió a través de un túnel al que se accedía desde su propia celda.

Foto: Especial

El líder del cártel de Sinaloa era uno de los narcotraficantes más buscados y las autoridades de Estados Unidos tasaron su cabeza en cinco millones de dólares, pese a que la fortuna personal del narco asciende a más de mil millones de dólares.

El capo fue capturado en un operativo conjunto entre la Marina, Ejército y presuntamente agentes de la DEA en Mazatlán, Sinaloa, en 2016, lo que desembocó en su extradición a EU en enero de 2017 y que le llevó a pasar dos años en una unidad de aislamiento del Centro Correccional Metropolitano en Manhattan.

Foto: Instagram

Este 12 de febrero, tras casi tres meses de juicio, fue declarado culpable de 10 delitos de narcotráfico, crímenes graves que la ley estadounidense establece se castigan con cadena perpetua obligatoria, lo que confirmará el juez el próximo 25 de junio.

Foto: Cuartoscuro


||Con información de EFE||

Joaquín El Chapo Guzmán, considerado el rey de las drogas tras dirigir el cartel de Sinaloa durante un cuarto de siglo, fue declarado culpable de narcotráfico tras casi 40 sesiones judiciales en las que más de una docena de sus antiguos aliados y socios delataron su extensa red de operaciones y su carácter despiadado.

Se han escuchado en la sala desde crueles asesinatos de miembros de su propia familia, colaboradores y narcotraficantes rivales, hasta pormenores del transporte y distribución de cientos de toneladas de estupefacientes, o supuestos pagos de sobornos a los más altos cargos de México, como el expresidente Enrique Peña Nieto.

Estas historias, contadas por 14 de los antiguos colaboradores de Guzmán Loera, sumadas a las de otros 42 testigos de la Fiscalía, son las que han llevado al jurado a alcanzar una conclusión tras seis días de deliberaciones.

Foto: Reuters


De niño se inicia en el mundo de las drogas

Nacido el 4 de abril de 1957 en el poblado La Tuna de Badiraguato, Sinaloa, y apodado El Chapo por su baja estatura, el todopoderoso emperador de las drogas se enfrenta ahora a una sentencia de cadena perpetua, tras ser culpable de, entre otros crímenes, enviar a EU cientos de toneladas de heroína, cocaína, marihuana y metanfetaminas.

El capo creció en una familia pobre en un rancho conocido como La Tuna y se inició en el mundo de las drogas a los 15 años cuando comenzó a cultivar y vender marihuana y opio, "la única manera de tener dinero para comprar comida y sobrevivir", según dijo en su entrevista con el actor Sean Penn.

Fue un hombre hábil que aprendió rápidamente el oficio del narcotráfico y comenzó a escalar, pero no siempre fue el capo más buscado.

Foto: Reuters

Su nombre empezó a tener resonancia a partir de la balacera de la discoteca "Christine", ocurrida en Puerto Vallarta, Jalisco, en 1992; así como en el homicidio del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo en mayo de 1993 en el aeropuerto de Guadalajara y en la ejecución de Rodolfo Carrillo Fuentes en septiembre de 2004 en Culiacán.

El Chapo es primo lejano de los Beltrán Leyva, líderes de la organización del mismo nombre, y fue Arturo "El Barbas" quien impulsó la carrera de Guzmán Loera.

Se sabe que además de Arturo, Alfredo y Héctor Beltrán Leyva, a El Chapo se le vincula con Pedro Avilés, quien supuestamente es su tío.

Foto Cuartoscuro | Archivo

Avilés Pérez fue aliado de los tres fundadores del cártel de Guadalajara -que posteriormente se convirtió en el de Sinaloa-, Rafael Caro Quintero, Miguel Ángel Félix Gallardo y Ernesto Fonseca Carrillo, "Don Neto".

Los líderes del cártel de Guadalajara están acusados por el gobierno de Estados Unidos de la muerte del agente norteamericano Enrique "Kiki" Camarena en febrero de 1985.

Tras la fuga de El Chapo Guzmán de la prisión en 2001, éste rompió con sus parientes, ruptura que se acrecentó con la muerte de Arturo Beltrán, quien fue abatido por marinos en Morelos, el 16 de diciembre de 2009.

La celda 20 de donde se fugó el líder del Cártel de Sinaloa / Foto: Archivo Cuartoscuro

"Estratega e innovador"

El historial criminal por el que se le ha condenado comenzaría hasta los años 80, como lugarteniente y hombre de confianza de Miguel Ángel Félix-Gallardo, "El Padrino", fundador del primer cártel de Guadalajara.

Entonces, sin apenas estudios, El Chapo diseñó una estrategia para transportar cocaína y marihuana desde Colombia a Estados Unidos en aviones, que hacían el viaje de vuelta a México cargados de dólares.

Su captura y posterior escape significó para el actual gobierno, una serie de claroscuros que se encontraron entre aplausos y críticas / Foto: Archivo

Guzmán Loera fue partícipe en la disputa por la herencia de Miguel Ángel Félix Gallardo, enemigo mortal de los Arellano Félix, y socio de toda la vida de "El Güero" Palma Salazar.

Palma Salazar fue el predecesor de El Chapo al frente del cártel de Sinaloa y su compañero de celda en Puente Grande, hasta que fue extraditado a Estados Unidos en 2007 por la PGR.

Foto Especial

En los 90, con la detención en 1989 de Félix-Gallardo, El Chapo decidió ir por libre y crear el cártel de Sinaloa, que luchó contra sus rivales para hacerse con el control del narcotráfico en Guadalajara y que desde comienzos de esa década transportó la droga entre EU y México a través de túneles.

Conocido y admirado por su excéntrica vida de lujo, El Chapo amasó tal popularidad en Sinaloa que se convirtió en el protagonista de decenas de canciones, lo que no impidió que fuera arrestado por primera vez en 1993 y condenado a 20 años de prisión, desde donde siguió estando al cargo del cártel.

El poder y dinero acaparados por el emperador mexicano de las drogas llevaron a la revista Time a situarlo en 2009 entre las 100 personas más influyentes del planeta y a la publicación Forbes a incluirlo a partir de 2012 en la lista de las personas más ricas del mundo.

Foto: Especial

Salta a la fama

Más tarde saltó a la fama internacional con la serie televisiva que le dedicó Netflix en la que se narra su ascenso y caída como traficante, además de sus escandalosas fugas carcelarias.

La primera, la de la prisión de Puente Grande el 19 de enero de 2001, y la segunda y más conocida, del penal de El Altiplano el 11 de julio de 2015, de donde salió a través de un túnel al que se accedía desde su propia celda.

Foto: Especial

El líder del cártel de Sinaloa era uno de los narcotraficantes más buscados y las autoridades de Estados Unidos tasaron su cabeza en cinco millones de dólares, pese a que la fortuna personal del narco asciende a más de mil millones de dólares.

El capo fue capturado en un operativo conjunto entre la Marina, Ejército y presuntamente agentes de la DEA en Mazatlán, Sinaloa, en 2016, lo que desembocó en su extradición a EU en enero de 2017 y que le llevó a pasar dos años en una unidad de aislamiento del Centro Correccional Metropolitano en Manhattan.

Foto: Instagram

Este 12 de febrero, tras casi tres meses de juicio, fue declarado culpable de 10 delitos de narcotráfico, crímenes graves que la ley estadounidense establece se castigan con cadena perpetua obligatoria, lo que confirmará el juez el próximo 25 de junio.

Foto: Cuartoscuro


||Con información de EFE||

Local

Vea aquí los fraccionamientos que se quedarán sin agua el lunes

Avisa JMAS de conexión de nuevo fraccionamiento a la red de agua potable

Policiaca

Secuestrador, violador y mara, hondureño que rapto a menor

El migrante responde al nombre de Wilson Lenin Pacheco Barrera

Local

Nombran formalmente el Gimnasio Municipal "Fernando Tiscareño González"

Fernando participó en Juegos Olímpicos, Panamericanos, Centroamericanos y Del Caribe

Futbol

Tigres vence a Monterrey y está en la gran final

El 1-0 (1-1 global), bastó para sentenciar la serie

Mundo

Gobierno de Austria se hunde por escándalo

El canciller rompió el gobierno de coalición y llamó a nuevos comicios

Sociedad

Equivocan la estrategia contra el sargazo: ONG

La solución al problema es evitar verter al mar aguas residuales, porque son ricas en nutrientes, dice

Mundo

Papa Francisco rinde homenaje a periodistas

El papa recomendó asimismo no dejarse ”seducir por las redes sociales” (que a menudo lo critican)

Gossip

Apenas está en evolución el ritmo urbano: Luis Fonsi

Luis Fonsi considera que este género que despegó en el mundo con su tema Despacito está apenas en evolución; presentó en México su disco Vida

Sociedad

Corte facilita registro de hijos para parejas gay

La SCJN creó predecente al amparar a un matrimonio de mujeres para evitar que fueran a juicio de adopción