/ sábado 13 de abril de 2019

El caso de Dana un hecho más sin resolver

El caso de Dana un hecho más sin resolver

En esta ocasión, quiero hablar sobre la inseguridad y el actuar de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). Y es que a todos nos causó una gran indignación el caso de Dana, la estudiante de literatura de esta institución, que fue asesinada por su ex novio.

Todos estamos de acuerdo, que más allá de los operativos, las reuniones semanales o la famosa Guardia Nacional, esperamos que no sucedan esta clase de crímenes y en su defecto dichos actos no queden impunes. Esto es algo que desafortunadamente, nos quedan mucho a deber nuestras autoridades, porque diariamente vemos que nuestra ciudad está cubierta de sangre.

Fue una situación que se salió de control a los administrativos de la UACJ, al no haber capacidad de respuesta, esta institución cerró sus puertas el martes 9 de abril. La justificación de la UACJ, fue que se unían al dolor de esta perdida. Aquí es, simplemente una muestra de temor, al no saber proteger a los alumnos, al no saber cómo seguirán las reacciones de la comunidad estudiantil.

Deseamos, que dichas reuniones que sostienen los dirigentes de la universidad con las autoridades municipales sean un verdadero apoyo. Esperamos tener seguridad en nuestras actividades diarias. Sólo esto nos dará confianza en nuestros Gobernantes. Ojalá y los botones de pánico y las demás medidas que se acordaron puedan prevenir más hallazgos de este tipo.


Es un hecho que se sale de las manos, a las autoridades de Seguridad y pone en jaque a la propia universidad que no da certeza a sus alumnos. Una de las medidas que implementó la UACJ, para tratar de impedir que ocurran de nuevo estos hechos, fue implementar talleres de psicología. Ojala, pero a nuestra experiencia, esta institución es de las más nutridas en estos cursos y la violencia no acaba.

No cabe duda que tenemos tarea, nuestras autoridades, darnos seguridad, una condición que cada vez añoramos más y vemos más lejana. Como sociedad, desafortunadamente, educar a nuestros hijos sobre hacer a un lado el machismo, esto fue lo que acabo con esta mujer. Más allá de las obras que pedimos, primero debemos de tratar de mejorar como ciudadanos. Cuando inculquemos más valores a nuestros hijos, es entonces cuando podremos decir que estamos cumpliendo como comunidad.






El caso de Dana un hecho más sin resolver

En esta ocasión, quiero hablar sobre la inseguridad y el actuar de nuestra máxima casa de estudios, la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ). Y es que a todos nos causó una gran indignación el caso de Dana, la estudiante de literatura de esta institución, que fue asesinada por su ex novio.

Todos estamos de acuerdo, que más allá de los operativos, las reuniones semanales o la famosa Guardia Nacional, esperamos que no sucedan esta clase de crímenes y en su defecto dichos actos no queden impunes. Esto es algo que desafortunadamente, nos quedan mucho a deber nuestras autoridades, porque diariamente vemos que nuestra ciudad está cubierta de sangre.

Fue una situación que se salió de control a los administrativos de la UACJ, al no haber capacidad de respuesta, esta institución cerró sus puertas el martes 9 de abril. La justificación de la UACJ, fue que se unían al dolor de esta perdida. Aquí es, simplemente una muestra de temor, al no saber proteger a los alumnos, al no saber cómo seguirán las reacciones de la comunidad estudiantil.

Deseamos, que dichas reuniones que sostienen los dirigentes de la universidad con las autoridades municipales sean un verdadero apoyo. Esperamos tener seguridad en nuestras actividades diarias. Sólo esto nos dará confianza en nuestros Gobernantes. Ojalá y los botones de pánico y las demás medidas que se acordaron puedan prevenir más hallazgos de este tipo.


Es un hecho que se sale de las manos, a las autoridades de Seguridad y pone en jaque a la propia universidad que no da certeza a sus alumnos. Una de las medidas que implementó la UACJ, para tratar de impedir que ocurran de nuevo estos hechos, fue implementar talleres de psicología. Ojala, pero a nuestra experiencia, esta institución es de las más nutridas en estos cursos y la violencia no acaba.

No cabe duda que tenemos tarea, nuestras autoridades, darnos seguridad, una condición que cada vez añoramos más y vemos más lejana. Como sociedad, desafortunadamente, educar a nuestros hijos sobre hacer a un lado el machismo, esto fue lo que acabo con esta mujer. Más allá de las obras que pedimos, primero debemos de tratar de mejorar como ciudadanos. Cuando inculquemos más valores a nuestros hijos, es entonces cuando podremos decir que estamos cumpliendo como comunidad.






sábado 20 de abril de 2019

Memorándum sin sustento

sábado 06 de abril de 2019

Y se sigue burlando de la justicia

sábado 30 de marzo de 2019

Fuga de cerebros

viernes 22 de marzo de 2019

Más fiestas menos obras

viernes 15 de marzo de 2019

Se cae la figura de investigación

sábado 09 de marzo de 2019

El gran compromiso de ser mujer

sábado 02 de marzo de 2019

Hay gran deuda en Chihuahua

sábado 23 de febrero de 2019

Migrantes un caso inconcluso

sábado 16 de febrero de 2019

La educación un negocio en México

Cargar Más